Plan de prevención de la enfermedad de alzhéimer

Redacción 23-9-2019

La enfermedad de alzhéimer es un problema prioritario de salud en los países desarrollados, con gran impacto sociofamiliar, socioeconómico y sociosanitario. El alzhéimer es la principal causa de demencia (>50%), seguida de la demencia vascular y la demencia mixta, con una prevalencia del 1% a los 60 años y más del 35% en personas mayores de 80 años. El coste de la demencia en los países europeos fluctúa entre los 10.000€ y los 25.000€ por paciente y año, dependiendo del grado de deterioro, estadio de la enfermedad, y modelo asistencial.

El alzhéimer, en particular, y la demencia, en general, presentan un importante componente genético y familiar, cuyo riesgo se incrementa con factores ambientales perniciosos y/o enfermedades concomitantes (ictus, migraña, trastornos cardiovasculares, hipertensión arterial, hipercolesterolemia y dislipemias, diabetes, hipotiroidismo, anemias y síndromes carenciales asociados a déficit de ácido fólico y vitamina B12).

Programa Preventivo

El equipo médico y científico del Centro Internacional de Neurociencias y Medicina Genómica ha desarrollado en los últimos años un Programa Selectivo para prevención de la demencia en la población de riesgo.

El Centro EuroEspes, que dirige el Dr. Ramón Cacabelos, catedrático de Medicina Genómica y reconocido científico en el ámbito internacional, es un centro de referencia mundial en enfermedades neurodegenerativas, con más de 1.500 contribuciones científicas y una vacuna (EB-101) aprobada por la Oficina de Patentes de Estados Unidos para la prevención del Alzheimer.

El Programa Selectivo comprende tres modalidades: (i) Plan de Prevención para familiares de primera y segunda generación con historia de demencia en la familia; (ii) Plan de Prevención para personas con enfermedades cardiovasculares y/o cerebrovasculares que representan factores de riesgo para demencia; y (iii) Plan de Prevención de la Demencia en la Población General.

El modelo de intervención médica integra (i) examen médico, (ii) pruebas analíticas (bioquímica, hematología, metabolismo, neuroquímica, biomarcadores epigenéticos), (iii) pruebas neuropsicológicas (rendimiento cognitivo e intelectual, status emocional y conductual, función psicomotriz), (iv) neuroimagen estática y funcional con neurotecnología de última generación, (v) análisis genómico predictivo y patogénico, y (vi) programa personalizado de intervención preventiva y/o terapéutica basado en la farmacogenómica individual.

El programa ha sido diseñado con proyección internacional, orientado a la población europea, asiática e iberoamericana.

 

Relacionadas