2019, el año de los grandes olvidados

El Círculo Empresarial de Atención a la dependencia (CEAPs)  alerta que la atención a las personas con Dependencia se ha quedado “perdida” en 2019 y que el panorama del 2020 sigue igual y lanza “al olvido”  la realidad de 2,3 millones de españoles que requieren de cuidados según los datos aportados por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) con motivo del Día del Cuidador. “Con cada gobierno que se olvide de la atención a las personas, que no defienda cumplir la ley y dote con presupuesto real y finalista la atención a los ciudadanos más vulnerables, se estará condenando “, explica Cinta Pascual, presidenta del colectivo.
Algo que sigue pasando de “puntillas” – destaca CEAPs en un comunicado- para los representantes políticos que están negociando los acuerdos de gobierno que no hablan de las personas en mayor riesgo de vulnerabilidad, de cómo se van a ofrecer los cuidados qué necesitan, ni de quién los va a pagar en los preacuerdos y reuniones que se están realizando para la formación del nuevo equipo que dirigirá el Estado.
La realidad de “caos del sistema de Dependencia que lleva a que 85 personas al día al día mueran con los derechos reconocidos pero sin recibir ninguna ayuda puede solucionarse si se interviene de forma inmediata, antes de que la denominada generación de ‘Baby bommers’ se incorpore a la reclamación de estos servicios”·
Hay que tener en cuenta –prosigue el comunicado- que la financiación de la Ley de Dependencia nunca ha cumplido los ejes establecidos que marcaba que el Estado y las comunidades autónomas se repartían al 50 por ciento la financiación de la misma. Algo que ahora se encuentra en un porcentaje del 20-80% respectivamente, lo que desequilibra el sistema y deja en manos de las regiones una deuda que arrastran año tras año si quieren desarrollar la norma para atender a los ciudadano que lleva, del mismo modo, a que haya diferencias de atención según donde se viva.
“No existen los mismos derechos para todos los ciudadanos, un murciano no tiene los mismos apoyos que un gallego ni derecho a los mismos servicios, algo incomprensible un Estado de Derecho”, destaca la presidenta del CEAPs.
La realidad se ve lastrada por la falta de incremento presupuestario. De hecho las últimas medidas de la anterior legislatura estuvieron vinculadas, precisamente, al apoyo del cuidador no profesional. Algo que no legitima la realidad y que “condena al sistema de Dependencia a la desaparición junto con la falta de financiación real y digna que ofrezca servicios de calidad“, según explica la propia Pascual.
La financiación del sistema por las administraciones públicas, que como se explica en el punto 1 de la Norma debe “ser la suficiente para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que correspondan a las administraciones públicas competentes y se determinará anualmente en los correspondientes presupuestos” y que ésta se produce de forma desigual dependiendo del territorio.  Esto lleva, por ejemplo a que en comunidades como Castilla y León, la comunidad aporte el 80 por ciento del importe que le corresponde a la aportación pública, mientras el Estado aporta el 20 y la Ley establece que sería el 50 por ciento.
El último incremento  no tiene en cuenta que en la actualidad existe un sector empresarial profesionalizado, en su mayoría mujeres, que trabajan en el sector de la dependencia, que es un sector en expansión, de futuro, intensivo en mano de obra, estable y no deslocalizable y con presencia en todo el territorio nacional, tanto urbano como rural. Factores fundamentales, según CEAPs,  que, junto a la importancia que tiene el sector en el que trabajan, el de las personas más vulnerables, es transcendental poner en valor de cara, tanto a los profesionales como a la sociedad. Así como que cabe destacar que el sector empresarial privado ha sido el motor de crecimiento de empleo por cuenta ajena en el ámbito de actividad de los cuidados profesionales.
Por otro lado, CEAPs, en nombre de sus asociados, trabaja y solicita una revisión de los precios públicos, ya que en algunas regiones llevan más de diez años sin actualizarse y están alejados de los costes reales y de la inflación acumulada.
 

El Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (CEAPS) es la mayor asociación de atención a la dependencia de España. De hecho, cuenta con más de 180.000 plazas y servicios que aportan las respectivas patronales territoriales y las empresas (más de 1.800) que emplean a más de  80.000 trabajadores.
Creado hace dos años, está integrado por las patronales mayoritarias de atención a los mayores y personas con capacidades diversas de Cataluña, Castilla – La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Asturias, Aragón, Madrid, Navarra, País Vasco y Andalucía, y empresas de ámbito nacional como Tunstall, Televida y Macrosad.

Relacionadas