Ralentización del Sistema de Atención a la Dependencia

Redacción 2-3-2020

El Sistema de la Dependencia se ha ralentizado. Según recoge el XX dictamen del Observatorio de la Dependencia, hay una mayor brecha entre regiones y 30.000 personas que mueren cada año sin recibir atención.  El observatorio urge al Gobierno central a aumentar ya 459 millones de euros su financiación.

El observatorio, coordinado por la Asociación de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, analiza cada año con los datos oficiales del Imserso la implantación de la ley de Dependencia y alerta en su último informe que a cierre de 2019 había 426.000 personas desatendidas, 50.000 más que el año anterior. El plazo de tramitación es de 426 días de media (con grandes variaciones territoriales).

Al ritmo de incorporaciones de beneficiarios de 2019 “se tardarían casi cinco años para lograr la plena atención”. Dos comunidades terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó: Asturias, con -966,y Extremadura, con -952.

“La distancia entre comunidades, salvo alguna excepción, se hace cada vez mayor”, con el efecto de que las que están mejor siguen mejorando y las que están retrasadas no sólo no mejoran sino que empeoran”, recoge el informe, en el que Castilla y León revalida el 9,3 del anterior, seguida de Castilla-La Mancha, que logra un 8,6, y de La Rioja con un 6,8.

En el otro extremo se sitúan Asturias, con un 1,1, Canarias con un 1,8, Cataluña con el 2,1, y Extremadura con el 2,9.

Relacionadas