Galicia permite desde el lunes las visitas a las residencias

Redacción 15-5-2020

La Xunta ha aprobado en la reunión semanal del Gobierno un protocolo “gradual e flexible” para tratar de recuperar cierta normalidad en la dinámica de las residencias de mayores, en confinamiento pleno desde el inicio del estado de alarma. El presidente Feijoo, consultados los expertos, considera que Galicia está en una situación “razonable” para ir tomando medidas  y entiende que ya se puede dar una solución parcial a la falta de contacto entre familias desde hace semanas y al propio aislamiento interno por la suspensión de actividades comunes.

El protocolo para las visitas cuenta con dos criterios: el primero es que el espacio no haya registrado ningún caso de coronavirus en los últimos 20 días y el segundo es que el ayuntamiento en el que se ubique no registre más de tres casos diarios. De acuerdo con Feijóo, “los centros más pequeños podrán  comenzar a recibir visitas, pero siempre previa autorización de la  autoridad sanitaria”.

La Xunta establece que la primera etapa, “que puede durar entre 10 e 15 días”, se permitirá una visita a la semana. Los visitantes podrán “pasear por el entorno de la residencia o en las  zonas verdes con un máximo de un grupo de cinco personas. Se activarán los nuevos ingresos también”.

En cuanto a la segunda etapa se podrán realizar ya dos visitas semanales con cita previa y “los usuarios autónomos podrán salir de los centros para hacer gestiones”. Por último, “en la tercera, ser prevé una apertura completa. Si en una residencia aparece un caso positivo, se volverá a confinar a los usuarios”, ha matizado Feijóo.

Feijóo  ha especificado que actualmente “más del 82 % de las residencias de mayores pueden comenzar a recibir visitas a partir de este lunes. Espero que seamos responsables al máximo, cuidando a nuestros mayores o al contrario se volverían a cerrar”.

Los centros de día seguirán cerrados

Frente a esta decisión, existe otra en el ámbito de la atención a las personas mayores de carácter más restrictivo. Los centros de día y ocupacionales (de atención a la discapacidad) gallegos permanecerán, por el momento, cerrados.

El Ejecutivo autonómico renuncia por ahora a reabrir estos centros, a pesar de que el Gobierno central autorizó su apertura a partir de la fase 1, en la que se encuentra Galicia.

La Xunta entiende que se trata de una decisión de riesgo, y ya advirtió de que no pondría en funcionamiento estos servicios hasta que la medida fuese revisada por los expertos y el Sergas pudiese elaborar un protocolo detallado.

Relacionadas