Ayudas técnicas para aliviar a una veintena de familias

Redacción 23-7-2020

En los 4 meses y medio que lleva funcionando el Banco de Ayudas Técnicas -BAT- Municipal en Bilbao ya ha podido comprobar el importante hueco que cubre su servicio solidario, que está aliviando situaciones de cuidado muy delicadas en los hogares. Gracias a los préstamos de ayudas técnicas destinadas a personas con problemas de movilidad y/o en situación de dependencia, una veintena de familias han visto una solución a las necesidades más urgentes de estos artículos, que no podían resolver de otro modo.

Iniciar la actividad prácticamente con la emergencia sanitaria de la Covid-19 ha implicado bregarse en condiciones muy difíciles. Durante este periodo excepcional, el Banco de Ayudas Técnicas Municipal decidió abrir los prestamos a todos los municipios de Bilbao para contribuir con sus recursos iniciales a paliar las consecuencias de la pandemia. Con la vuelta a la normalidad ha regresado a su funcionamiento habitual, prestando el servicio solidario en los 8 municipios que ya han decidido implantarlo a través de un convenio de colaboración para tal fin.

Durante todo este tiempo ha atendido 46 consultas procedentes de 16 ayuntamientos y 4 entidades asistenciales. Ha cursado 34 prestamos a 23 personas y ha realizado 56 servicios, entre evaluaciones de la terapeuta ocupacional, visitas domiciliarias, entregas a domicilio, montajes, etc. Para el equipo, lo más cualitativo de esta actividad se mide en el enorme agradecimiento de las personas solicitantes por haber podido solucionar su problema. Y también en la tranquilidad que les ha aportado tener una respuesta muy rápida, ya que en la mayoría de los casos los préstamos se han realizado en una semana.

Servicios sociales municipales, en primera línea

En mancomunidades como el Txorierri, los servicios sociales han estado en primera línea de atención durante la alerta sanitaria. “Creo que hemos sido las únicas en toda Bizkaia que hemos estado atendiendo casos de urgencia desde el minuto uno, porque es un servicio muy cercano y para las familias lo más fácil es contactar con nosotras” afirma María Larrea, trabajadora social de esta mancomunidad. Desde este servicio han derivado varias solicitudes al BAT Municipal, principalmente por altas repentinas para atender a personas afectadas por la Covid-19. “En un momento en el que las familias no podían hacer gestiones y que para hacer compras tenían que desplazarse mínimo a Bilbao -aquí no hay ortopedias al ser municipios muy pequeños-, este servicio nos ha facilitado que tuvieran las ayudas técnicas que de otro modo hubiese sido imposible.”

Para esta profesional la valoración del servicio ha sido muy positiva; en la mancomunidad hemos valorado la rapidez e inmediatez que se consigue con este sistema. Y las familias contentas, claro, sobre todo, porque ha sido un trámite fácil”. Sobre la demanda generada, afirma que se han “quedado cortos en la estimación inicial” y que “ya se está valorando ampliar el acuerdo a más préstamos” de cara al año que viene. 

Relacionadas