Las patronales de residencias requieren a la Administración unidades intermedias de atención

 Redacción 9-11-2020

La Asociación de Centros Geriátricos del Principado de Asturias (ASCEGE)  y la Asociación asturiana de residencias de la tercera edad, ayuda a domicilio y centros de dia  (AARTE) requieren a la Administración regional la puesta en marcha de unidades intermedias de atención residencial para las personas mayores contagiadas de Covid-19.

Las patronales del sector de servicios de residencias de Asturias, ante la situación generada por el Covid-19 en la población mayor que vive en residencias, tanto públicas como privadas, de la comunidad autónoma,  reclama soluciones “inmediatas” que permitan “normalizar la situación y que eviten lla  propagación de la enfermedad en una población especialmente vulnerable, frágil y pluripatológica”, como es la de las personas mayores.

Pese a la apuesta realizada por el sector de residencias, “duplicando esfuerzos, reforzando sus plantillas y diseñando planes de contingencia bajo la supervisión de las administraciones públicas, la escasez de recursos sanitarios y la falta de profesionales cualificados, nos conduce hacia una situación de incertidumbre que augura, sin  lugar a duda, situaciones nada deseables”, destacan en un comunicado

Para ASCEGE y AARTE, “los retrasos en las PCR y la saturación del centro CREDINE son indicativos claros de una ineficiencia por saturación, que necesita de respuestas rápidas y contundentes que permitan, en primer lugar, asestar un golpe certero a la propagación dela pandemia y en segundo, articular una estrategia para disminuir de manera sostenida los casos en nuestra comunidad”.

En este sentido,  la creación de unidades de atención intermedia o de unidades de hospitalización satélites “permitiría aislar los casos confirmados y minimizar un escenario de propagación de la enfermedad entre otros residentes no enfermos de los centros de mayores, sin olvidar que favorece solventar la escasez de personal médico y de enfermería, concentrando a los enfermos en centros de referencia”.

Priorizar la atención

Las medidas que están siendo adoptadas por el sector de residencias, han supuesto “reforzar plantillas de personal, asumir el material de protección de sus profesionales y reorganizar sus centros para atender a situaciones de contagios en los mismos”. En este momento, a estas medidas de contingencia, se suma “la  sustitución de sus profesionales contagiados por el Covid-19  y la falta de profesionales sanitarios que den la cobertura adecuada a una situación claramente sanitaria”.

En este panorama, y con el sistema sanitario cerca del colapso, para la patronal de residencias resulta “preocupante una saturación de los hospitales y de sus UCIS, con la consiguiente y dramática priorización en la atención a unos sectores de la población frente a otros”.

 

Relacionadas