La demanda domiciliaria para personas mayores o con dependencia ha aumentado notablemente

Redacción 27-1-2021

QIDA, empresa de impacto social nacida en 2018, cierra el año 2020 con más de 2.800 familias atendidas en sus viviendas. La compañía, que actualmente opera en Cataluña y Madrid, ha atendido a más de 2.000 y 800 familias respectivamente.

En un año claramente marcado por la crisis sanitaria vivida por la Covid-19, gracias a un equipo multidisciplinar, que se ha visto reforzado durante el año con la incorporación de perfiles de Terapia Ocupacional, Trabajo social, Psicología y Enfermería, la compañía ha podido atender en sus domicilios casi 3.000 pacientes en situación de dependencia y/o cronicidad, consolidándose, así como la empresa tecnológica que ayuda a construir la atención domiciliaria humana y experta de mayor calidad del mundo. El aumento de la demanda domiciliaria durante el 2020 ha sido muy notable respecto al 2019, sobre todo debido a la crisis provocada por el Covid-19, pero también por factores importantes como una población cada vez más envejecida y la preferencia por permanecer en el propio domicilio.

Fundada hace dos años, la empresa basa su modelo en la colaboración entre el sistema público y privado de Sanidad y Social en España, lo que la ha llevado en estos meses de pandemia a colaborar con las administraciones públicas y ayudar agilizando altas y dando servicio en el hogar o en residencias menos de 48h, atendiendo a casos de Covid positivos.

Los retos de 2021

En 2019, QIDA registró unos ingresos de 240.000€ y en junio de 2020 cerró la primera ronda de financiación de española con los tres fondos líderes de impacto social, de 3,6M€ y liderada por Creas Impacto, Fondo la Bolsa Social y Ship2B. Este hito ha ayudado a fortalecer su producto tecnológico a la vez que expandir su modelo a las 20 principales ciudades de España. Para Oriol Fuertes, CEO de QIDA, este año ha demostrado que “somos una empresa comprometida con nuestros clientes y somos capaces de adaptarnos a las necesidades del sector sanitario, dando respuesta a uno de los retos más importantes de nuestra sociedad en estos momentos.” Además, “con nuestro método de atención, cada vez más nos acercamos a un modelo centrado en las necesidades de las personas, integrado y proactivo”.

Durante este nuevo año, la compañía prevé llevar a cabo un plan de crecimiento nacional, aumentando sus servicios en Madrid y llevándolo unos niveles por encima de Cataluña. Además, para finales de año tiene previsto su entrada en el norte y resto de España.

 

Relacionadas