Los expertos proponen una transformación digital del sistema sanitario

Un documento, impulsado por la Fundación Instituto Roche, presenta 50 recomendaciones en 5 áreas prioritarias que promoverán un cambio necesario para el sistema sanitario y con plenas garantías para los pacientes

Redacción 17-2-2021

Uno de los principales retos a los que se enfrenta el sistema sanitario en los próximos años es la transformación digital de sus estructuras y procesos. A partir del análisis de iniciativas relevantes en nuestro entorno, un grupo multidisciplinar de expertos, impulsado por la Fundación Instituto Roche, ha elaborado una ‘Propuesta de recomendaciones para la transformación digital del sistema sanitario para la incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión’ que ha sido presentado hoy en rueda de prensa.

Los autores del informe han analizado diversas iniciativas relevantes a nivel internacional, nacional y autonómico, para identificar y extraer elementos comunes, así como buenas prácticas o experiencias de éxito que podrían adaptarse a nuestro país. Tras este análisis previo, el panel de expertos ha elaborado un listado de 50 recomendaciones en 5 áreas clave que serán de utilidad para la plena transformación digital del sistema sanitario en nuestro país:

1. Innovación tecnológica e infraestructura digital

2. Gobernanza, ética y regulación

3. Organización de la información y seguridad

4. Talento, formación y especialización

5. Modelo asistencial y salud pública

En la presentación del documento, Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, ha agradecido a los expertos que han elaborado el documento su esfuerzo en identificar las áreas clave que contribuirán a llevar a cabo este cambio cultural y de organización frente a la medicina tradicional. “La transformación digital es uno de los mayores retos a los que se enfrenta nuestro sistema sanitario si queremos aplicar una medicina realmente adaptada a cada paciente. Y ello precisará de mejoras y soluciones dirigidas a garantizar la buena gestión de los datos, la adquisición de capacidades digitales adecuadas, sistemas de información interconectados e interoperables, entre otras, además de una financiación que habrá de ser sostenida en el tiempo”.

Varios de los expertos que han colaborado en la elaboración de este informe han detallado algunas de las recomendaciones concretas del documento, como la creación de una Agencia de Salud Pública, la realización de estudios que permitan conocer y comprender mejor las necesidades de los pacientes y sus familiares para diseñar herramientas que contribuyan a dar una respuesta más eficiente y personalizada, o la incorporación de los resultados obtenidos en proyectos de investigación de Salud Digital aplicada a la Medicina Personalizada de Precisión en la práctica asistencial.

Optimizar los tratamientos

En este sentido, Adrián Llerena, catedrático de Farmacología Clínica, director científico del Proyecto de Implementación de la Medicina Personalizada en el Servicio Extremeño de Salud y presidente de la Sociedad Española de Farmacogenética y Farmacogenómica (SEFF), ha apuntado que la tecnología ha ido por delante de su propia aplicación en el sistema sanitario. “El reto al que nos enfrentamos ahora es incorporar a la práctica clínica y a la investigación los avances que se van produciendo en otros campos de la ciencia. Por ejemplo, en la actualidad disponemos de más información de la que somos capaces como clínicos de utilizar. Por eso, la transformación digital es clave para darle al profesional sanitario las herramientas que le permitan manejar información compleja y poder así optimizar los tratamientos en beneficio del paciente”.

Por su parte, Joaquín Dopazo, director del área de Bioinformática de la Fundación Progreso y Salud (Junta de Andalucía), ha señalado que por sus dimensiones, su alcance y el punto de partida la iniciativa internacional más aplicable a España es el proyecto Genome England (Reino Unido). “La idea de generar una estructura dependiente del Ministerio de Sanidad que se pudiese usar desde los sistemas de salud de cualquier comunidad autónoma y que favoreciese el uso de los datos genómicos y clínicos asociados en la práctica clínica sería un gran paso adelante. En cierto modo el plan de Medicina Personalizada nacional (cuya primera parte es el proyecto IMPaCT) pretende algo parecido”.

En este sentido, Pablo Serrano Balazote, director de Planificación del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), ha remarcado que “el reto digital está en el acceso en igualdad de todos los ciudadanos y para ello la tecnología de interés público debe estar disponible independiente del nivel económico y educativo, debe hacerse sencilla y fácilmente usable, que le retorne realmente valor y finalmente formar a los ciudadanos”. A su juicio, “la transformación digital del sistema sanitario debe contribuir a su sostenibilidad, facilitar la incorporación de ciudadanos y pacientes y garantizar la equidad”.

Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), ha destacado el área 4 del documento, dedicada a la formación, y ha señalado que es necesario que “tanto los profesionales sanitarios como los gestores y actores implicados en el Sistema Nacional de Salud dispongan de los conocimientos adecuados. Por ello, es primordial incorporar a la Estrategia de Salud Digital del Sistema Nacional de Salud un plan de formación que garantice que los profesionales sanitarios, decisores y gestores cuentan con los conocimientos adecuados en el ámbito digital”.

Rodríguez-Lescure ha terminado su intervención señalando que la actual crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la necesidad de reforzar las estructuras de información compartida desde las Administraciones que rompan los silos entre niveles asistenciales y con el ámbito investigador, asegurando la continuidad asistencial y conectando la Historia Clínica Electrónica con otras fuentes de información como herramienta para la investigación y la generación de nuevo conocimiento en el campo de la Medicina Personalizada de Precisión.

Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, ha destacado para concluir que el informe pone de manifiesto “la relevancia de impulsar la innovación tecnológica, pero también de disponer de una infraestructura digital conectada, con una adecuada gobernanza y regulación que garantice la implementación efectiva de la Salud Digital bajo los valores fundamentales de la bioética”. “La transformación digital del sistema es una condición sine qua non para llevar a cabo una verdadera Medicina Personalizada de Precisión. Desde la Fundación Instituto Roche, trabajamos en este empeño desde hace años y lo hacemos desde todas las perspectivas necesarias para alcanzar la medicina del futuro, incluida, sin duda, la salud digital”.

Relacionadas