El Principado avanza en la tramitación del ingreso mínimo vital con la Seguridad Social

Derechos Sociales ha puesto en marcha un proyecto pionero de alfabetización digital diseñado para las personas más vulnerables

Redacción 9-3-2021

El Gobierno de Asturias ha logrado avanzar en la tramitación del ingreso mínimo vital con el Instituto Nacional de la Seguridad Social, que se ha comprometido a asumir el pago retroactivo de las ayudas a las personas cuyos expedientes fueron tramitados por el Principado el año pasado y que cumplan los requisitos establecidos.

 Así, la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar asumirá la comprobación de los 9.000 expedientes remitidos al Instituto Nacional de la Seguridad Social para determinar cuáles cumplen las condiciones para optar a la renta nacional. Por su parte, el organismo estatal asumirá el pago retroactivo de las ayudas desde el 1 de junio de 2020.

La consejera Melania Álvarez ha asegurado en el pleno de la Junta General que las medidas que se han tomado desde el Gobierno de Asturias para desbloquear la situación están basadas “en el trabajo prudente y riguroso”. En este sentido, ha explicado que los problemas ocasionados para el trasvase del salario social básico al ingreso mínimo vital acarreaban “consecuencias injustas”, tanto para las 9.000 personas que solicitaban la comprobación del cumplimiento de los requisitos para acceder a la renta estatal como para la propia consejería, “que actuó con responsabilidad y defendió la seguridad jurídica de esas personas”.

Además, ha añadido que desde su departamento se ha mantenido en todo momento una relación fluida y de colaboración con la Seguridad Social: “Diálogo, trabajo y soluciones; esas han sido nuestras medidas”.

 También ha indicado que todas las personas beneficiarias del salario social básico seguirán cobrando esta prestación hasta que comiencen a recibir el ingreso mínimo vital, en caso de que cumplan las condiciones establecidas. En febrero, un total de 21.524 unidades familiares percibieron la renta autonómica, que convivirá con la nueva ayuda estatal.

Para impulsar la tramitación las ayudas y reducir la carga burocrática, Derechos Sociales ha puesto en marcha un proyecto pionero de alfabetización digital diseñado para las personas más vulnerables. Esta iniciativa ofrece apoyo y formación a quienes necesiten ayuda a la hora de realizar sus trámites con la Administración, a través de herramientas tecnológicas básicas y sencillas. Este programa, que se está probando en Parres, se extenderá de forma progresiva al resto de concejos de Asturias.

Relacionadas