Lisboa acoge las jornadas de envejecimiento activo, organizadas por la ONU

Redacción

Representantes de 56 países se reunirán en Lisboa los próximos 21 y 22 de septiembre en una conferencia internacional sobre envejecimiento de la población promovida por la Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa (Unece).
Además de los responsables del Área de Envejecimiento de los 56 Estados miembros de la Unece, y de la ONU, la Comisión Europea y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), participarán representaciones de países y regiones y otros agentes sociales de diversas entidades.
La conferencia se celebrará en el Centro de Congresos de Lisboa y la apertura y clausura del foro correrán a cargo de la secretaria ejecutiva de Unece, Olga Algayerova, y del ministro portugués de Trabajo, Solidaridad y Seguridad Social, José António Vieira da Silva.
Como conferenciantes figuran el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa; la comisaria europea de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, y el director regional para Europa y Asia Central de la OIT, Heinz Koller, entre otros. El secretario general de la ONU, António Guterres, trasladará un mensaje durante la conferencia.
Al final del encuentro, los ministros y representantes de los países de la Unece firmarán la Declaración de Lisboa, que recogerá las orientaciones de los próximos cinco años en materia de envejecimiento. En el ámbito de la conferencia, el 20 de septiembre, se realizará un encuentro que reunirá a 150 ONG y 80 personas investigadoras.

Euskadi Lagunkoia

Euskadi Lagunkoia, iniciativa del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco que favorece e impulsa medidas que promueven un mayor bienestar para las personas mayores en cerca de 50 municipios, estará  presente en los actos informativos de las jornadas.

Según la viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, “las personas mayores protagonizan un proceso de generación de bienestar que revertirá en nuestra vida cotidiana, con una recuperación más racional de los espacios públicos, de las relaciones entre la ciudadanía y de las transferencias de cuidados. Con esos detalles y pequeñas cosas que facilitan la vida, la vida en ciudades y pueblos será más satisfactorio para toda la sociedad”.

Relacionadas