Los Espazos +60 de Afundación inician un nuevo curso ante el reto de la ‘revolución de la longevidad’

Redacción 3-9-2018

Tras el descanso estival, los Espazos +60 de Afundación, la Obra Social de ABANCA, abrieron de nuevo sus puertas hoy lunes 3 de septiembre. Para el curso 2018-2019 se han diseñado nuevos programas que tienen como objetivo el fomento del aprendizaje a lo largo de la vida, el bienestar, el desarrollo personal y el aprovechamiento de la experiencia vital y profesional de las personas mayores a través de programas intergeneracionales y de voluntariado. De manera transversal, los programas se centrarán igualmente en crear oportunidades para que las distintas generaciones estén conectadas y en promover una imagen social de esta población alejada de estereotipos, mostrando a personas que abrazan esta etapa de la vida con confianza y la viven de forma plena.

“El envejecimiento es consecuencia de la baja natalidad, pero también de un incremento de la esperanza de vida que se ha duplicado en un siglo. En la primera década de la pasada centuria, la esperanza de vida era de 40 años, mientras que en la actualidad se sitúa en torno a los 83 años, según datos recogidos en el Instituto Galego de Estatística en marzo de 2018. Estamos, por tanto, ante un gran logro que nos obliga a repensar la construcción social de la vejez y cómo afrontar el período vital que comienza tras los sesenta años y que pronto durará casi 30 años más. En este contexto de la revolución de la longevidad, desde el Área de Envejecimiento Activo de Afundación tenemos el reto de continuar innovando para desarrollar un modelo adecuado a las nuevas necesidades y expectativas de las personas mayores”  subraya Sabela Couceiro, coordinadora del Área de Envejecimiento Activo de Afundación.

Programas

El reto del Área de Envejecimiento Activo de Afundación es facilitar oportunidades para que las personas mayores sigan desarrollando su proyecto vital a través de acciones basadas en el modelo de envejecimiento activo promovido por la Organización Mundial de la Salud (salud, aprendizaje permanente, participación social y seguridad). Estas acciones deben responder a sus necesidades y expectativas y adaptarse a los nuevos y diversos perfiles que se incorporan, con un mayor nivel de instrucción y de manejo de Internet.

De este modo, los programas llevados a cabo en los Espazos +60 de Afundación se desarrollan en torno a cinco líneas de trabajo:

  • Saber+, con actividades que favorecen el aprendizaje de idiomas, el conocimiento del patrimonio, las humanidades o la formación en temas emergentes. Durante 2017, más de 1800 personas participaron en acciones formativas para aprender inglés, francés, italiano o portugués.
  • Cultura digital, para facilitar la incorporación de las personas mayores a las nuevas tecnologías en su vida cotidiana. 2100 personas participaron en estas actividades el pasado año.
  • Hábitos saludables, con actividades físicas pero también de desarrollo cognitivo, bienestar personal y emocional o nutrición, en las que se alcanzaron los 7000 participantes.
  • Expresión artística, entre los que destacan varias agrupaciones consolidadas que realizan actuaciones en el exterior, como las teatrales en los centros de A Coruña, Pontevedra y Vigo; cuentacuentos y guiñol en Betanzos, Ourense, Pontedeume, Pontevedra y A Coruña; o corales e instrumentales en Ferrol y Santiago.
  • Ocio activo y relacional con la programación de viajes nacionales e internacionales y visitas culturales a museos, rutas históricas y naturales además de la celebración de festividades tradicionales. 3000 personas disfrutaron en 2017 de estas salidas de ocio activo y cultural.

A partir del lunes 3 de septiembre, las personas interesadas en hacerse socias pueden dirigirse a los Espazos +60 de sus ciudades para informarse y/o hacer su reserva

 

Relacionadas