El microbioma y sus efectos en la calidad de vida

B. Suárez. 30-10-2018

El microbioma y sus efectos en la calidad de vida en el anciano fue el tema sobre el que giraron las novenas Jornadas de Investigación y Envejecimiento, que se celebraron recientemente en el salón  de actos del Hospital Monte Naranco, de Oviedo, con la presencia de profesionales de la medicina, biólogos e investigadores para debatir y exponer sus últimos estudios sobre el envejecimiento, por lo que los términos más repetidos fueron obesidad, inflamación, microbiota y fragilidad.

La jornada fue presentada por Manuel Bermúdez Menéndez de la Granda, presidente de la Sociedad de Geriatría y Gerontología del Principado de Asturias, y contó con la participación de distintos investigadores de la materia. Flavio Nelson Fernandes Réis, el primer ponente, habló de los experimentos de su laboratorio (Laboratory of Pharmacology and Experimental  Therapeutics), en la Universidad de Coimbra. Este investigador se centró en la relación de la macrobiótica con el desarrollo de la obesidad y cómo hay estudios –muchos de los que realiza su laboratorio se llevan a cabo con ratones- que demuestran cómo hay metabolismos que con algunos alimentos promueven alteraciones: colesterol, arteriosclerosis y enfermedades renales. La exposición del científico portugués también trató el tema de las modificaciones de las bacterias entre los ancianos, cómo los diabéticos con complicaciones tienen un envejecimiento precoz y de qué forma podemos reducir las enfermedades inflamatorias y llegar a ser centenarios.

En la conferencia sobre Investigación y Crecimiento también estuvieron presentes José Antonio Boga, investigador del SESPA y coordinador del grupo Microbiología Transnacional; la bióloga Ana Coto Montes, coordinadora del Grupo de Investigación Celular Response to Oxidative Stress y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, junto con Juan J. Solano Jaurrieta, director del Área de Gestión Clínica de Geriatría del Hospital Monte Naranco y Adrián Rubio González, director de  I+D+I de Muscle Technology, S.L.

Inversiones en experimentación

Las conclusiones de las ponencias fueron presentadas por Juan José Solano Jaurrieta y Ana Coto Montes quienes, como el resto de profesionales, aportaron sus conocimientos y experiencias en el campo de la Macrobiótica y su relación  con la fragilidad en los ancianos. Todos los investigadores presentes en las exposiciones estuvieron de acuerdo con una frase final de Adrián Rubio González: “El microbio hace al hombre”, y asimismo aprovecharon la ocasión para pedir más inversiones en experimentación, lamentándose de que “en España se gasta más en equipos de fútbol que en Investigación”.

La bióloga Ana Coto hizo un resumen para ‘NOSOTROS’ basado en la parte fundamental de las jornadas: “Queremos concienciar de que hay alteraciones de la Microbiota a lo largo de la edad por lo que estamos intentando encontrar marcadores precoces de dependencia en distintos campos. Este año nos hemos centrado en el Microbioma (conjunto de microorganismos que viven en el intestino humano), pero necesitamos dar a conocer nuestro trabajo y una mayor financiación para seguir avanzando”, destacó la experta.

Relacionadas