Galicia estrena 30 Casas do Maior

Redacción 20-2-2019

Entre los meses de abril y mayo van a empezar a funcionar en Galicia 30 Casas do Maior, repartidas por toda la comunidad, pero con especial incidencia en la provincia de Ourense, que permiten que la persona atendida pueda continuar en su entorno. El objetivo de la Xunta es que el año que viene entren en servicio otras 30 y hagan, por tanto, un total de 60.

Se ubican en municipios pequeños, de menos de 5.000 habitantes, y son los propios vecinos del pueblo los que las gestionan. Muchos han tenido que hacer adaptaciones en sus viviendas para poder recibir sus certificados, que fueron entregados por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el pasado 19 de febrero.

El presidente de la Xunta destacó los avances conseguidos en los últimos diez años en el ámbito de la política social, como la expansión del programa Xantar na casa, que lleva el menú diario a más de 1.300 mayores que viven por toda la geografía gallega; o el incremento de la cobertura del Servicio de Ayuda en el Hogar, que hoy apoya ya a más de 23.000 gallegos.

Más de 60.000 mayores atendidos

“Pretendemos que hoy sea más fácil que nunca hacerse mayor en nuestro barrio, en nuestra parroquia o en nuestra casa”, dijo Núñez Feijóo, que también recordó que la administración autonómica atiende actualmente a más de 60.000 personas mayores.

“Contamos con 7.900 plazas residenciales públicas, casi el doble que hace diez años, y con 3.000 de centros de día, el triple que entonces”, aseguró Feijóo, que garantizó que este año, 19.000 personas van a ver incrementada su prestación por dependencia.

Aportar por el rural

En representación de los responsables municipales presentes, que recogieron los primeros 30 títulos para la activación de Casas do Maior, intervino en el acto el alcalde de A Veiga, Juan Anta, que agradeció a los responsables autonómicos y a los impulsores de estas casas su apuesta por “creer en el rural”.

Anta reivindicó la labor de los responsables de las nuevas casas, que “asumieron la obligación de cuidar a los mayores” y de trabajar para que “tengan un segundo hogar” en su entorno, y ha pedido que las instituciones “sigan apostando por el rural”.

 

 

Relacionadas