Charla en Sobrescobio sobre la ley al final de la vida

Berta Suárez 22-2-2019

El médico jubilado y actual miembro del Comité de Ética del Principado de Asturias, Alfredo Martínez Cañedo ha impartido el pasado 21 de febrero, una interesante charla basada en las reflexiones al final de la vida y en las leyes existentes alrededor de ese trance. El Centro Cultural  Vicente Álvarez González, en Rioseco (Asturias), fue el escenario de la ponencia, organizada por el Consejo de Salud de Caso y Sobrescobio. La charla comenzaba con una reflexión de Martínez, dirigida a los asistentes: “¿Quién de los aquí presentes piensa no morirse? La muerte es un tema que escondemos, pero nada más real. Y ya que el hecho de morir es inevitable, viene la pregunta de ¿cómo nos gustaría morir?”

Desde que en 1998 la doctora holandesa Postman decidiese a inyectarle a su madre, enferma de cáncer terminal y con dolores insoportables, una fuerte dosis de morfina para provocarle la muerte, entregándose posteriormente a las autoridades policiales, las leyes sobre muerte digna, eutanasia, cuidados paliativos, etc., han evolucionado considerablemente. Holanda es, en la actualidad, el país con la ley más sobre eutanasia más avanzada del mundo.  El texto, que regula con estrictos criterios de muerte, es el resultado de muchos años de negociaciones entre médicos, pacientes, fiscales, jueces, religiones, y gobiernos de diferentes tendencias y partidos políticos. Sin embargo, en el caso de España, aún hay lagunas legales que impiden la protección absoluta de médicos, pacientes y familiares a la hora de aplicar la legislación; junto con un reciente proyecto de ley, que aún no se ha podido tramitar

Decálogo de la Comisión de Bioética

Por otro lado, hay un gran desconocimiento desde todas las partes intervinientes en el asunto de las decisiones que una persona quiere adoptar con su forma de morir. De ahí la necesidad de que los interesados sepan que hay asociaciones y comités de profesionales expertos que puede informarles de cómo está el tema relativo a sus decisiones de cómo terminar su vida, donde se les informará de los avances en la legislación y de sus derechos como pacientes. La Comisión de Bioética del Principado de Asturias, de la que forma parte el médico moscón Alfredo Martínez Cañedo, acaba de elaborar un decálogo con palabras claras, para llevar a cabo el consentimiento, entre algunos de los pasos a seguir.

El proceso para informarse y tomar medidas en caso de que la persona quiera dejar claro cuál será su final, dentro de los casos contemplados en la ley, se puede tramitar a través del Centro de Salud, donde se tendrá acceso a un cuestionario con preguntas como: quién puede decidir por ti en caso de que estés invalidado, si deseas interrumpir tu vida con la desconexión o la sedación para evitar sufrimiento, y algunas otras cuestiones necesarias. También está la posibilidad de acudir a un notario para que éste haga el testamento vital del demandante, y después llevar el mismo al Centro de Salud correspondiente para que conste la decisión en el historial médico del usuario.

El público asistente a la conferencia del facultativo mostró gran interés por el tema tratado, realizando numerosas preguntas con respecto a los trámites a seguir, cuando ellos o sus familiares se encuentren en las situaciones expuestas. Además, se pusieron sobre la mesa casos concretos de experiencias personales con familiares próximos, así como los grandes problemas que se encontraron para acceder a los deseos personales de sus seres queridos al final de su vida.

 

 

Relacionadas