L’Onada Serveis incorpora la tecnología de impresión 3D para optimizar las labores de mantenimiento en sus centros

Redacción 13-3-2019

La impresión 3D, técnica que permite la fabricación de objetos tridimensionales mediante adición de capas sucesivas de polímero, ha sido incorporada al conjunto de técnicas y procesos que L’Onada Serveis utiliza para ofrecer el mejor servicio. Mediante  el trabajo combinado del Departamento de Informática y los Servicios de Mantenimiento de la organización, la novedosa técnica se está aplicando ya para fabricar de manera autónoma, empleando materiales biodegradables –el polímero que se utiliza es ácido poliláctico, que se obtiene a partir del almidón de maíz, la yuca o la caña de azúcar- y sin la intervención de terceros, recambios que cumplen todos los estándares de seguridad y resultan óptimos para realizar reparaciones en el mobiliario y otros enseres y herramientas que se de manera cotidiana en las residencias y centros de día de la organización. Con ello, y de manera completamente segura, se gana en rapidez y eficacia a la hora de realizar las imprescindibles reparaciones a las que obliga el cotidiano desgaste de equipos y mobiliario.

En concreto, y en esta primera ocasión en la que la tecnología de impresión 3D se ha aplicado para dar respuesta a una necesidad de mantenimiento, la impresora de la que dispone el Departamento de Informática de L’Onada Serveis se ha utilizado para fabricar una pieza de una cama de la residencia L’Onada la Sènia –situada en las Terres de l’Ebre- que servirá para reemplazar otra que, por el uso, había quedado inservible: “Es una pieza pequeña; pero importante, ya que si no está en estado óptimo, la cama no puede usarse, pues une dos de las partes de la estructura del mueble. Tras detectar el deterioro, contactamos con el fabricante de la cama y se nos indicó que la pieza no podía servirse y la cama, por tanto, debía desecharse y reemplazarse por otra nueva. Decidimos entonces modelar la pieza con Autocad y fabricarla nosotros mismos con la impresora 3D de la que disponemos desde hace unos meses. Esta misma semana esperamos tener la pieza lista y que los Servicios de Mantenimiento de los que disponemos puedan instalarla. Con ello, daremos una nueva vida a un mueble que habría tenido que desecharse de no ser por esta técnica y podrá volver a emplearse, puesto que la nueva pieza cumple los más exigentes estándares de seguridad.  Hemos ganado tiempo, recursos y autonomía; porque ahora ya no dependemos de un proveedor externo para este tipo de pequeñas reparaciones. La impresión 3D abre un abanico de posibilidades que vamos a aprovechar para optimizar el uso de los recursos y ofrecer siempre el mejor servicio”, detallan desde el Departamento de Informática de L’Onada Serveis.

 

 

Relacionadas