El ‘cohousing’ llega a Asturias

Redacción 14-4-2019

¿Qué es el cohousing? Se trata del nombre inglés de ‘comunidades colaborativas’, en las que sus integrantes puedan convivir en sus propias viviendas, compartiendo una serie de espacios comunes.  El ‘cohousing’ surgió en Dinamarca a mediados de los años 70 y se extendió por Europa. Ya ha llegado a algunas ciudades de España y su éxito demuestra que está aquí para quedarse.

Ahora llega a Asturias, y las jornadas ‘Maneras de vivir: El ‘cohousing ‘o alojamiento colaborativo’, celebradas  en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo, organizadas por ASATA, Oviedo Emprende y el Ayuntamiento de Oviedo, ampliaron información sobre las comunidades y el proyecto de la cooperativa Axuntase, que ha adquirido una finca en Caravies, Lugo de Llanera, para construir 36 viviendas de 50 metros cuadrados, con una inversión de tres millones de euros.

Esta iniciativa es pionera a nivel nacional al poder ser considerada por la Consejería de Bienestar, Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias como un nuevo tipo de equipamiento.

El objetivo de Axuntase consiste en construir un hábitat compartido intergeneracional, “donde podamos vivir sosteniéndonos entre nosotros/as, enriqueciéndonos y ayudándonos según nuestras edades y el momento vital de cada persona”.

El ‘cochousing’ llega para quedarse

Los expertos asistentes a la jornada destacaron los beneficios de este modelo y la alternativa frente a las residencias geriátricas, con la privacidad y la autonomía que supone decidir tus normas e implicarse en las decisiones de los integrantes.

Miguel Ángel Mira, arquitecto y presidente de la Asociación Jubilares,  apuntó que  mantenerte activo en la comunidad realizando las actividades que deseas asegura una tardía llegada de la dependencia. “Si a una persona mayor que comienzan a cuidar le ponen un día el pañal y lo acostumbran a él, no volverá al baño a hacer sus necesidades, el modelo de atención existente en España genera dependencia”.  Por contra, en un entorno ‘cohousing’, “tú decides quién quieres que te cuide y estos servicios los pueden hacer los propios compañeros de comunidad”.

Los  miembros de  la  comunidad –socios-  no son propietarios de los inmuebles, reciben la cesión del uso del inmueble pagando una cantidad al entrar que recuperan cuando la abandonan. Para contribuir a los gastos generales, se paga un alquiler mensual.

Relacionadas