Servicios Sociales llevará a la Junta Rectora más de un millón de euros en ayudas directas para personas en situación de vulnerabilidad

Redacción 4-12-2020

La Fundación Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Gijón llevará a la Junta Rectora del próximo jueves 1.257.900 euros en ayudas directas para personas en situación de vulnerabilidad. Es fruto del acuerdo alcanzado con Podemos-Equo Xixón e Izquierda Unida para atender las necesidades de las personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, es decir, aquellas que han tenido a lo largo del año alguna ayuda de emergencia.

En concreto se articulan dos tipos de ayudas, directas y de emergencia y complementarias. En el caso de las ayudas directas de emergencia, cuyo presupuesto total asciende a 262,125 euros, van dirigidas a personas en situación de riesgo de exclusión social a quienes se les concederá una ayuda para gastos de alimentación e higiene que irá desde los 500 euros para unidades de un solo miembro a los 950 euros para más de cinco miembros. Son 382 unidades de convivencia, 879 personas que carecen de recursos y que ya han tenido una ayuda de primera necesidad.

El presupuesto total restante se corresponde con las ayudas complementarias directas para la adquisición de productos en el comercio local minorista por parte de personas en situación de vulnerabilidad económica. Se realizará un pago por transferencia bancaria de entre 700 euros y 1200 euros a un total de 1110 unidades de convivencia, 2285 personas.

En ambos casos, se podrán realizar las compras hasta el 31 de mayo aunque se podría prorrogar si hubiera nuevos cierres a consecuencia de la pandemia. Las y los beneficiarios recibirán una carta en la que se les informará de la cuantía, los productos que se podrán adquirir y los establecimientos.

El objetivo no solo es apoyar a las personas en situación de mayor riesgo de exclusión y o vulnerabilidad y poder atender sus necesidades más básicas, también impulsar el pequeño comercio local afectado por la situación derivada de la pandemia.

En ese sentido, en el marco de un programa que se denominará “Mi Barrio”, se llevará a cabo una campaña que sirva para identificar a los comercios locales minoristas que participen. Por último, será necesario guardar las facturas de las compras, por ello, serán los comercios adheridos a esta campaña quienes las remitan a la Fundación Municipal de Servicios Sociales a través de la Unión de Comerciantes, facilitando de este modo su tramitación.

 

 

Relacionadas