Rompiendo Distancias acorta caminos en el rural asturiano

Berta Suárez 16-4-2018

Inaugurado en  el 2001, el programa Rompiendo Distancias que puso en marcha el Gobierno asturiano, ya está siendo aplicado por 40 municipios del Principado. Caso y Sobrescobio también encabezaron la lista de núcleos rurales, apuntándose al proyecto en el año 2004. Previamente, se había puesto en marcha en Taramundi, Comarca de la Sidra y la Mancomunidad de Cangas de Onís.

La pretensión del plan es acercar las ofertas sociales y culturales a aquellas personas, en su mayoría con una edad avanzada, que viven en las zonas rurales del Principado, más desfavorecidas geográficamente. Rompiendo Distancias incluye, además, actividades intergeneracionales para esas poblaciones.

Caso y Sobrescobio, un ejemplo de la efectividad

Como muestra concreta de lo que supone Rompiendo Distancias para las aldeas asturianas están los municipios de Sobrescobio y Caso, con  programas y presupuestos conjuntos para algunos de sus itinerarios, y una misma coordinadora, Mónica Suárez,  para todos los pueblos que conforman el Parque de Redes. Los ayuntamientos de ambos concejos trabajan  con el programa en la puesta en marcha de las diversas actividades, que pretenden paliar las dificultades orográficas que conlleva vivir en ese entorno; por otra parte, de una gran riqueza paisajística y paisanística.

En Sobrescobio, y con la colaboración del ayuntamiento, se han desarrollado multitud de actuaciones desde que se pusiera en marcha Rompiendo Distancias. “Aunque no siempre recopilamos el número de personas que desearíamos para participar en los cursos y charlas que organizamos, normalmente en los locales disponibles y adaptados del ayuntamiento, solemos hacer un sondeo previo entre la población para ofertar aquello que más les interese, por lo que a veces son actividades a la carta para hacer más atractivas las ofertas”, explica Mónica, quien se esfuerza para que la inclusión sea lo más extensiva posible.

Según palabras de la coordinadora, que lleva desde 2007 al frente del proyecto en el Parque de Redes “de todas las actividades impulsadas por este programa del Gobierno regional, los viajes culturales son quizás los más demandados porque a la gente le gusta conocer sitios nuevos”. El último viaje en el que participó Rompiendo Distancias en el municipio de Sobrescobio fue a la Ribeira Sacra, donde los coyanes y las coyanas pudieron ver in situ los centenarios viñedos gallegos, pasearon por la ciudad de Orense y conocieron el histórico pueblo de Allariz. “También hemos ido, en el otoño de 2016, a la visitar las entrañas de la televisión a Madrid, e hicimos la Ruta de la Regenta ese mismo año. Aunque en esa ocasión nos quedamos en Asturias, hay muchos rincones interesantes de nuestro Principado que no conocemos aún”, cuenta Mónica, quien también puntualiza que “una cuestión importante es destacar que estos servicios no son concebidos como uso exclusivo para las personas mayores por el mero hecho de contemplar el criterio de edad cronológica, sino que se contemplan desde las necesidades del uso del servicio de las personas de la zona rural, de ahí las actividades de proximidad ”.

Por otro lado, en el municipio colindante de Caso, el pasado año se llevaron a cabo talleres, visitas conjuntas y una larga lista de actividades socio-comunitarias que se ofrecen en ambos concejos, entrelazadas con la iniciativa de los gobiernos municipales, sus concejalías y las asociaciones vecinales, entre las que cabría señalar la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el Día de la Mujer Rural, la visibilización de la fecha contra la violencia de género y la fiesta que tiene lugar todas las primaveras en homenaje a los mayores.

Oportunidades y ventajas

Grado-Yermes y Tameza fueron los últimos municipios en incorporarse a este servicio de acercamiento intergeneracional. Los alcaldes de los citados municipios y las trabajadoras sociales de los mismos, junto con un numeroso público de la zona, estuvieron presentes en la apertura de la presenta edición del programa.

“Acercar servicios y actividades a vuestra zona habitual de residencia, contribuir a que veáis que el hacerse mayor puede estar lleno de oportunidades y ventajas, fomentar vuestra participación en la sociedad, que necesita de vuestro conocimiento y experiencia son los objetivos de este programa en el que os esperamos a todos”, dijo Marta Pravia, la concejala de Servicios Sociales de Grado en el acto que tuvo lugar en la Casa de Cultura de la capital moscona.

El empeño del Programa de atención integral a personas mayores  de los núcleos rurales es seguir avanzando en ofrecer posibilidades de bienestar, cultura y entretenimiento a las personas que residen en esas zonas. Porque estos habitantes necesitan de planes que posibiliten sus inquietudes sociales y culturales, y que se les haga más fácil el acceso a las mismas. A la vista del éxito de las actuaciones que se van desarrollando, es importante continuar incentivando la participación de las personas de más edad, que muestran interés en aprender cosas nuevas, al mismo tiempo que trasladan sus experiencias y su sabiduría al resto de generaciones.

 

 

Relacionadas