Gijón priorizará la movilidad a pie y en bicicleta durante la desescalada

Redacción 5-5-2020

El Ayuntamiento de Gijón dará prioridad durante las fases de desescalada del plan de transición hacia una nueva normalidad a la movilidad urbana a pie y bici, de acuerdo on los criterios anunciados por el Ministerio para la Transición Ecológica.

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Aurelio Martín, ha presentado un primer conjunto de actuaciones “de rápida ejecución y bajo coste, que buscan adaptar nuestra ciudad a la nueva movilidad”. Se trata de medidas que, tal y como ha señalado el edil, encajan además perfectamente con nuestro modelo de ciudad: pacifican el tráfico y promueven una movilidad sostenible y activa.

Las actuaciones para favorecer la movilidad ciclista incluyen la implantación de ciclo-carriles en 29 calles y avenidas de la ciudad, con el objetivo de configurar itinerarios o corredores que den continuidad y complementen a los carriles-bici existentes, dando solución a tramos actualmente sin conexión. Se trata, en definitiva, de promover la bicicleta como un medio de transporte de uso cotidiano, y no solo vinculado al ocio o el deporte.

Los ciclo-carriles son carriles en la calzada, en los que las bicicletas circulan en coexistencia con los vehículos, con una velocidad máxima de 30 km/h. Su implantación se realizará mediante señalización horizontal y vertical.

El Ayuntamiento reabrirá además el servicio Gijón-Bici y autorizará la reapertura de los servicios de bicicleta y patinete compartidos de Tucycle, con nuevas condiciones, que proporcionarán una cobertura complementaria al servicio municipal. En ambos casos, las bicicletas y los patinetes serán desinfectados diariamente por EMULSA, y será obligatorio el uso de guantes por las personas usuarias.

La Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad realizará campañas de información sobre las nuevas medidas y acciones específicas de fomento de la movilidad ciclista.

Ampliación aceras

En cuanto a las medidas para favorecer la movilidad peatonal, el ayuntamiento ha iniciado un estudio para ampliar aceras y espacios para el tránsito de peatones en itinerarios peatonales continuos, mediante la utilización de elementos de bajo coste: señalización, mobiliario urbano, maceteros, etc. El objetivo es asegurar un ancho mínimo en zonas de paso y ampliar los espacios de esparcimiento, como se ha hecho en el Paseo del Muro, de manera que sea posible mantener la distancia física.

El ayuntamiento pondrá también en marcha un Metrominuto, una iniciativa con la que ya cuentan ciudades como Pontevedra, Pamplona, Madrid o Sevilla, que busca promover el hábito de caminar y tiende a valorizar los desplazamientos a pie en el entorno urbano. Para ello se editará un plano sinóptico que medirá distancias entre varios puntos de la ciudad y los tiempos medios de desplazamiento, utilizando diferentes formatos: papel, web y APP.

 

Relacionadas