Primera sesión de las jornadas online ‘Todos contra el abuso y maltrato a las personas mayores’

Redacción 26-5-2020

Debido a las consecuencias de la pandemia, las jornadas “Todos contra el abuso y maltrato a las personas mayores”, se están realizando online diariamente hasta el 29 de mayo. Las 630 inscripciones muestran el interés de profesionales y usuarios por un problema que aún no está suficientemente visibilizado, y que ayer lunes comenzó con un elenco de profesionales que alertaron sobre esta lacra, que desafortunadamente se ha intensificado durante la pandemia.

Las jornadas fueron presentadas por el presidente de la Confederación Estatal de Mayores Activos (CONFEMAC), Vicente Barreiro Santaella, quien apuntó que con este son cinco los encuentros realizados sobre el maltrato a las personas mayores, y el primero online, con el objetivo de seguir trabajando hacia la dignidad y excelencia en el buen trato. El presidente de CONFEMAC insistió que el abuso y maltrato a las personas mayores sigue siendo una realidad oculta y ocultada, e hizo referencia a la situación especial que ha supuesto la pandemia en este sector de la población. “No me gustaría que me ingresaran en una residencia a mis espaldas, que me levanten a las 7 de la mañana en invierno, o que me den de cenar a las 8 de la tarde en pleno verano -comentó Barreiro- El reto está en sensibilizar tanto a profesionales como a personas usuarias para que no permitan que les pase en el futuro”.

Ayudar a las personas indefensas

Por su parte, el Director General de Personas Mayores y Pensiones no Contributivas, de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Juan Carlos Durán Alonso -médico geriatra- agradeció a CONFEMAC la oportunidad de participar en estas jornadas como primera intervención desde su nombramiento, el pasado 5 de mayo, porque precisamente “me preocupa que en una sociedad del siglo XXI haya maltrato, tanto infantil, como de violencia de género y por supuesto de personas mayores”, argumentó, y alentó a seguir con este tipo de encuentros “que ayudan a aquella población mayor que no puede defenderse o luchar por sus derechos”. Durán Alonso insistió en que parece que se ha avanzado mucho en este problema pero alertó que en esta crisis sanitaria provocada por el coronavirus, se ha producido una discriminación etaria: “hemos visto cómo ha existido una marginación en la atención a los mayores, y no podemos permitir a una sociedad utilitarista que atienda solo por criterios de valor, porque ese valor también lo tienen las personas mayores”, apostilló.

Según el director general, se trata de un reto que hay que tratar desde la infancia, y por tanto, desde su departamento han apostado trabajar para mejorar la dignidad de las personas mayores en dos líneas -incluidas en el Plan Estratégico de Atención a las Personas Mayores 2020-2022- como son el teléfono de atención a las personas mayores, en el que se reciben 50.000 llamadas al año; la mitad son denuncias de maltrato, de los que el 80% se producen en el domicilio y el resto en residencias. La segunda línea son las de subvenciones, con dos programas dedicados a sensibilizar contra el maltrato y apostar por la excelencia y el buen trato a las personas mayores.

“Mi conclusión principal es que está claro en que si estamos luchando por la dignidad de las personas mayores debemos ir todos de la mano, y ahora más que nunca, para lograr un envejecimiento activo y saludable. Es una prioridad conseguir entre todos la excelencia en el trato”, concluyó.

Vacuna contra el maltrato

En la aportación del pofesor de la Universidad Pablo de Olavide y director de CONFEMAC, Vicente Pérez Cano, se dieron a conocer los tipos de abuso y maltrato a personas mayores, “que se pueden evitar vacunándose, una vacuna que prepare nuestro organismo, nuestra capacidad de decidir, para que en caso de que llegara una amenaza superior podamos hacer frente”, aconsejó.

Pérez Cano advirtió que el maltrato cuenta con personas dependientes que no pueden defenderse, pero también cuenta con mayores del futuro que pueden prevenir los abusos. Informó que el maltrato no solo es un acto, intencionado o involuntario, sino también una omisión que produce sufrimiento a la persona, tanto físico como psicológico (más doloroso).

Vicente Pérez se unió a los ponentes argumentando que el no denunciar es también una forma de maltratar a las personas, pensando que eso no va a ir a ninguna parte. De este modo, aconsejó qué hacer ante el maltrato: “Ante el ajeno, si no lo denunciamos nos convertimos en cómplices. Hay que ponerse en su lugar y practicar la autocrítica, y ser tolerante con las personas que tengan discapacidad, y sean incapaces de defenderse. Ante el maltrato propio, hay que prevenir, aprender y vacunarse para poder defendernos por nosotros mismos, y para ello los profesionales tenemos que ayudar a abrir los ojos a las personas mayores para que puedan advertir un posible riesgo y puedan defenderse o evitarlo”.

Cumplir los Derechos Humanos

La secretaria del Comité Coordinador de SEMERGEN Solidaria, Mª Carmen Martínez Altarriba, aportó ideas para prevenir el maltrato desde el compromiso del buen trato, aplaudiendo encuentros como los que realiza CONFEMAC a quien definió como uno de los organismos más fuertes en la lucha contra el abuso hacia las personas mayores.

Martínez Altarriba se pronunció con una pregunta y una respuesta contundente: “¿se puede evitar el maltrato? Sí, cumpliendo los Derechos Humanos”, recalcó.

Programa completo de la semana: www.confemac.net

 

Relacionadas