25 años de esfuerzo constante

La asociación ADAFA está de aniversario, con un apoyo renovado para los familiares y enfermos de alzhéimer en estos tiempos de pandemia

Redacción 17-6-2021

25 años de trabajo, apoyo constante y sobre todo compañía y solidaridad. ADAFA ha llegado al 2021 con dificultades, muchas en los últimos meses, pero con la satisfacción de poder llegar hasta aquí con ilusiones renovadas y planes de futuro para los enfermos de alzhéimer y sus familiares.

Su presidenta, Concha Mena, analiza en esta entrevista las últimas novedades y los proyectos de la asociación

ADAFA cumple su 25 aniversario. ¿Cuál es tu balance?

El balance ha sido positivo. Han sido 25 años de trabajo, esfuerzo y lucha constante pero también de logros. Desde que empezamos la actividad en las antiguas escuelas del barrio de Santa Bárbara, hemos ido creciendo y nos hemos tenido que adaptar buscando nuevos locales en los que poder responder a las demandas de las familias que cada día fueron en aumento. Los primeros locales se nos fueron quedando pequeños y pasamos al Hotel de Asociaciones de Gijón, donde la actividad se fue expandiendo y llegando cada vez a más familias, al contar con más financiación para programas. Aún así, se nos quedaron pequeños esos locales y hoy en día tenemos unas excelentes instalaciones en el Equipamiento Municipal del Natahoyo que nos permiten desarrollar todos los programas.

Durante estos años fuimos consiguiendo y mejorando la financiación y después de mucho pedir, este año conseguimos una subvención nominativa (15.000 euros), dentro de los presupuestos de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar. Esta subvención junto con el convenio suscrito hace años con la Fundación Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Gijón (32.000 euros), constituyen un pilar fundamental para garantizar la estabilidad de los programas, aunque no es suficiente y continuaremos luchando para conseguir un aumento en la cuantía de la subvención nominativa de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar en los próximos años. Sin duda, el camino no ha sido fácil, pero nos queda la satisfacción de poder haber ayudado a muchos enfermos y sus familias, ese es nuestro mayor logro.

Cómo venís afrontando la pandemia con enfermos y familiares?

El contacto con las familias se ha mantenido y desde mayo de 2020 cuando nos pudimos incorporar y retomar la actividad, hemos sido testigos directos de su sufrimiento, pues las secuelas en los enfermos han sido devastadoras y el dolor de las familias, inmenso. Por ese motivo, quisimos retomar lo antes posible toda la actividad posible, pues notamos un incremento de las solicitudes de ayuda a raíz del confinamiento, para los servicios de información y orientación y atención psicológica. El desarrollo de los programas supone un apoyo fundamental para los familiares en estos tiempos de pandemia.

¿Qué talleres se están impartiendo?

Desde mayo de 2020, hemos retomado la actividad desarrollando todos los programas a excepción del programa de sensibilización a través de charlas sobre la enfermedad de desde el punto de vista familiar, que debido a las restricciones no se está llevando a cabo. Hemos seguido con rigurosidad todos los protocolos para garantizar el desarrollo de los programas con calidad y se está llevando a cabo el taller de psicoestimulación dirigido a enfermos de alzhéimer en fase leve- moderada, terapia psicológica individual, grupos de apoyo y talleres para cuidadores (autoestima, comunicación, duelo), servicio de acogida e información a familiares, sensibilización a través de redes sociales con campañas para fomento de la donación de cerebros.

En este año 2021, está previsto retomar las charlas con motivo del Día mundial del Alzheimer, que se conmemora en el mes de septiembre. Estamos trabajando en la organización del mismo, con el objetivo de garantizar que este acto se pueda celebrar en condiciones de seguridad, respetando todas las indicaciones de las autoridades sanitarias. Esperamos que éste sea el punto de partida para retomar el programa de sensibilización al completo.

Hace tiempo que venís reclamando un censo para conocer datos reales del número de enfermos.

Desde 1998 llevo reivindicando este censo serio y fiable. Es fundamental conocer datos reales del número de enfermos por localidades, conocer sus redes de apoyo y situaciones de necesidad, porque solo de esta forma se podrán elaborar programas adaptados desde la Administración. Conociendo los datos reales, se pueden planificar los recursos necesarios… en todos estos años de reivindicación no he conseguido ver materializado este objetivo.

Relacionadas