Las patronales de los cuidados a personas en Andalucía piden soluciones con urgencia

Gran seguimiento de la campaña ‘1 minuto de silencio’

Redacción 21-6-2021

La campaña de protesta, que se desarrolla desde el pasado lunes en 650 residencias de Andalucía, con más de 30.000 plazas, y 17.000 trabajadores/as, pide «dignidad» para el sector de los cuidados de larga duración en Andalucía, y avisa del «gravísimo riesgo que corren por ser insostenibles, por la infrafinanciación que plantea el Gobierno andaluz».

Los representantes de CECUA, LARES ANDALUCÍA, FADE Y FAECTA lamentan la negativa de la consejera a consensuar y llegar a acuerdos con las organizaciones representativas por lo que han acordado desplegar un amplio número de iniciativas, entre las que se encuentra el mantenimiento de la campaña “1minuto de silencio”, reforzándose la misma con la distribución de 650 carteles denuncia de grandes dimensiones que se colocarán en las entradas de los centros al objeto de una mayor visualización por parte de los residentes, usuarios y familiares. También se ha acordado el inicio durante los próximos días de contactos con los distintos partidos políticos para trasladarles la actual situación en la que se encuentran. También se mantendrán reuniones con diversas instituciones y colectivos para informarles de la dramática situación

“Necesitamos, al igual que el resto de las comunidades, mantener un diálogo fluido con nuestros gobernantes”, reclaman las organizaciones . La falta de dialogo se ve en ejemplos como la creación de un comité de expertos para definir el nuevo modelo andaluz de centros de atención a personas dependientes, en el que no se ha contado con ningún representante de las organizaciones empresariales. “No entendemos la negativa de la consejera, y la falta de diálogo para buscar consensos cuando otras consejerías del Gobierno andaluz cuyos titulares son de Ciudadanos (Empleo, Educación, Turismo) se han caracterizado por ese mismo diálogo con el que desarrollan sus actuaciones”.

Las organizaciones patronales destacan que la colaboración público-privada mediante la oferta de plazas concertadas ha sido sin duda «un éxito, permitiendo la inversión en nuevas residencias y centros asistenciales con una gestión eficiente y por tanto controlando los costes, lo que supone un ahorro para el sector público al mismo tiempo que se garantiza la provisión del servicio». Por ello, entienden que este modelo debe seguir «potenciándose en el futuro para poder atraer la inversión privada suficiente, única manera de hacer frente a la elevada demanda que se espera de aquí a 2050, al mismo tiempo que se hace un uso eficiente de los recursos financieros destinados a la atención a la dependencia en un contexto de contención del gasto público y necesidad de reducir el déficit y la deuda pública»

Relacionadas