Comisión de seguimiento para el desarrollo de programas en el Credine

Se han articulado dos proyectos piloto, uno para la atención a personas con daño neurológico como secuela postcovid y otro para tratar a personas con daño cerebral

Redacción 26-7-2021

El pasado día 23 quedó constituida la comisión de seguimiento del protocolo general de actuación suscrito entre el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) y la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado para el desarrollo de programas del Centro de Referencia Estatal para personas con Discapacidades Neurológicas (Credine) de Langreo.

A esta primera reunión han asistido Luis Alberto Barriga, director general del Imserso; la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez;  la subdirectora general de Gestión, Inés Palanca;  la directora gerente del Credine, Rocío Allande;  la directora general de Gestión de Derechos Sociales, Paula Álvarez, y la jefa del Servicio de Gestión de Prestaciones por Dependencia, María Belén García.

En el protocolo ambas partes se comprometieron a fomentar actuaciones conjuntas con los siguientes objetivos: Promover la autonomía personal y la atención a personas en situación de dependencia por graves discapacidades neurológicas y a sus familias. Desarrollar programas, métodos y técnicas innovadoras de intervención en atención social y sanitaria para la rehabilitación, el apoyo a la integración y el soporte social a personas con discapacidad neurológica. Apoyar a familias, instituciones y organizaciones mediante acciones de información, asesoramiento y formación. Impulsar la investigación en el ámbito social, sanitario y rehabilitador en beneficio de las personas con discapacidades neurológicas a través de acuerdos con universidades y centros científicos.

En la reunión se han articulado dos proyectos piloto que se pondrán en marcha junto con el Principado . Uno para la atención a personas con daño neurológico como secuela postcovid y otro para tratar a personas con daño cerebral

Actividad del Credine

En marzo de 2020, y en coordinación con la Delegación del Gobierno en Asturias, el Credine se puso a disposición del Gobierno del Principado para colaborar en la situación de emergencia sanitaria derivada de la pandemia por COVID-19. En un año fueron atendidas en el centro 911 personas contagiadas, mayoritariamente procedentes de centros residenciales, en coordinación con el Servicio de Salud del Principado.

El 31 de mayo de 2021 concluyó esta colaboración, una vez dejó de ser necesario el uso de los recursos del Credine.

La actividad central del Credine no es la atención directa de tipo sanitario sino que se orienta hacia la gestión y difusión del conocimiento sobre el desarrollo de modelos de intervención o de atención, teniendo en cuenta las líneas de trabajo del Imserso y del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, como son la priorización de la atención de proximidad y el desarrollo de modelos de atención para la promoción de la autonomía personal.

Relacionadas