Asturias impulsa la mejora de la calidad de los servicios públicos para afrontar el reto demográfico y fijar población en el rural

Melania Álvarez señala que la ayuda a domicilio llegó a 10.800 personas en 2020 y generó 2.100 empleos

Redacción 4-10-2021

El vicepresidente del Gobierno de Asturias, Juan Cofiño y las consejeras de Hacienda, Ana Cárcaba, y de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez; el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, y el comisionado para el reto demográfico, Jaime Izquierdo, han comparecido hoy en la comisión especial de la Junta General para exponer las políticas del Ejecutivo para afrontar el reto demográfico

El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático ha señalado que la prestación de servicios como el saneamiento, el abastecimiento de agua y la gestión de residuos resulta clave para que los habitantes de los entornos rurales disfruten de unas condiciones de vida similares a las de los espacios urbanos.

“Estos servicios contribuyen a la cohesión territorial y son indispensables si se quiere captar y fijar población para reducir la brecha demográfica entre ambos sistemas de poblamiento”, ha subrayado Cofiño. También ha asegurado que el Ejecutivo autonómico “trabaja para reducir el riesgo de que la despoblación y el envejecimiento conduzcan a una reducción de la calidad de los servicios básicos”.

En este sentido, ha indicado que tanto el plan de residuos como los planes directores de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas prestan especial atención especial a las necesidades de las zonas menos pobladas, con el fin de dar prioridad a inversiones “que permitan ofrecer servicios que hagan atractivo el medio rural para vivir y adecuado para desarrollar una actividad económica”. Asimismo, ha subrayado que estos compromisos tienen reflejo presupuestario y ha citado como ejemplos el saneamiento de Boal y del Alto Aller, con partidas por encima de los cinco millones.

A su juicio, también la lucha contra el cambio climático ofrece oportunidades para el mantenimiento de las comunidades rurales y  la creación de empleo, dado que la transición hacia una economía descarbonizada requiere medidas justas para estas áreas. En este campo, ha citado actuaciones como la recuperación de suelos contaminados de antiguas explotaciones mineras en Riosa y Lena.

Asimismo, ha subrayado que la reforma de la Administración autonómica que impulsa su departamento incidirá notablemente en los territorios más alejados del centro. “La Administración asturiana será más próxima, ese es nuestro compromiso, y nuestros mejores aliados serán los nuevos desarrollos en telecomunicaciones y la digitalización”, ha valorado.

Servicios sociales, cohesión territorial y fiscalidad

Durante su intervención, Melania Álvarez ha incidido en la notable descentralización del sistema de servicios sociales y su importancia a la hora de enfrentar el envejecimiento y la despoblación. Sobre este aspecto, ha recordado que los servicios de ayuda a domicilio beneficiaron a 10.800 personas en 2020 y generaron más de 2.100 empleos. También ha señalado que, en los últimos cuatro años, la inversión en áreas de rehabilitación y regeneración urbana alcanzó los 6,2 millones y permitió rehabilitar 474 viviendas en 15 concejos rurales.

En su turno, Cárcaba ha subrayado que en los presupuestos de 2020 se aprobaron tres nuevas deducciones sobre la cuota íntegra autonómica del IRPF para contribuyentes con domicilio habitual en zonas rurales en riesgo de despoblación y que esas medidas se mejoraron en las cuentas de este año, al tiempo que se creó una nueva deducción por adquisición o rehabilitación de vivienda en estos entornos. Además, ha asegurado que el Gobierno está en disposición de seguir profundizando en acciones tributarias que aumenten el atractivo del medio rural para vivir y trabajar.

Además, Calvo ha subrayado la voluntad del Ejecutivo de avanzar hacia un modelo de desarrollo territorial, económico y social más equilibrado, de manera coordinada y transversal. Entre otras prioridades, ha citado el impulso al crecimiento económico mediante la inversión en infraestructuras, la cohesión territorial y el aumento de la actividad productiva en el medio rural, con especial atención a la agricultura y la ganadería.

Relacionadas