Las residencias privadas de Asturias exigen que la administración “se ponga al día” en el pago de las plazas concertadas

Las cantidades que aporta la administración para la gestión de plazas concertadas están congeladas desde el año 2019

Redacción 29-4-2022

La Mesa del Sector Sociosanitario de FADE, integrada por las asociaciones de centros geriátricos (AARTE, ASCEGE y ARGAS), ha denunciado en rueda de prensa el “abandono” que sufren las residencias geriátricas privadas asturianas por parte de la administración autonómica. “Necesitamos un marco que proteja los derechos e intereses de todos los agentes del sector, residentes, familiares, personal y centros geriátricos. Este nos permitirá seguir prestando una atención y cuidados de calidad. En caso contrario, el futuro de muchos centros privados se verá comprometido”, destacó María Teresa Álvarez, coordinadora de la mesa y presidenta de AARTE.

La mesa exige que la administración “se ponga al día en el pago de las plazas concertadas”. El importe adeudado, han asegurado, correspondiente a los últimos tres meses, asciende a 7.747.920 euros. “No existe razón alguna que justifique dicho retraso, más allá de una lentitud estructural que no acabamos de entender. Las ineficiencias administrativas están penalizando económicamente a un sector ya muy dañado por los acontecimientos que hemos padecido en los últimos tiempos”.

La mesa sociosanitaria reivindica un aumento de las aportaciones por parte de la administración que “equipare la remuneración percibida con el actual nivel de atención que prestan y merecen las personas a nuestro cuidado”. En Asturias, los centros geriátricos privados gestionan 2.110 plazas concertadas, “por las que recibimos 43 euros/día por plaza. Este importe, a todas luces insuficiente, es un 25% inferior a la media nacional”.

La situación denunciada se agrava por la falta de actualización de esos importes “desde el año 2019, lo que supone una evidente pérdida de la capacidad económica de nuestros centros”.

Los integrantes de la mesa solicitan que la próxima renovación del contrato para la gestión de 2.110 plazas concertadas, “adecue las aportaciones recibidas a la realidad del servicio. En caso contrario, no es previsible que pueda alcanzarse un acuerdo y, como efecto, los centros privados nos veríamos obligados a renunciar a la gestión de esas plazas, lo que produciría consecuencias imprevisibles, gravísimas e indeseables, sobre todo para las personas afectadas”.

Los integrantes de la mesa han advertido que la puesta en marcha del Nuevo Modelo Residencial, cuyo espíritu comparten las asociaciones, supondrá un “incremento de los costes actuales de, al menos, un 30%, derivados de las reformas de los centros privados, el aumento de las ratios de personal y las mejoras de sus condiciones laborales. Una deficiente cobertura económica, agravará la situación de las residencias privadas hasta el punto de que muchos centros privados puedan verse obligados a cerrar”.

El presidente de ASCEGE, Arsenio Alonso-Collada, ha demandado un precio por plaza que asegure un servicio prestado con “dignidad” y que debería rondar los 75€/día. ”Estamos pidiendo acompañamiento y no el abandono de la administración”.

“Dificultades de tramitación”

Por su parte, la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, a preguntas de los periodistas tras el Consejo de Gobierno, ha destacado que para ejecutar los pagos pendientes, “se han producido dificultades de tramitación que se están solventando”.

Asimismo ha señalado que se procederá a “actualizar el precio público y también se harán actualizaciones de prestaciones vinculadas a servicios, tanto en centros de día como en residencias privadas, en las próximas semanas”,

.

Relacionadas