Matia y ACP Gerontología lanzan un novedoso material con pautas orientadas a favorecer un buen trato a las personas en el cuidado

Este recurso forma parte de una colección de 5 rutas relacionadas con el cuidado y que están realizadas bajo el enfoque de la Atención Centrada en la Persona

Redacción 16-6-2022

Entre 2019 y 2030, se prevé que el número de personas de 60 años o más aumente en un 38%, de mil millones a 1,4 mil millones, superando en número a la juventud a nivel mundial. Hablamos, por tanto, de un fenómeno de una importancia social y moral indiscutible, y un elemento clave a la hora de avanzar en la agenda del envejecimiento.

Con motivo de la celebración del “Día mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la vejez”, una efeméride promovida por la Asamblea de Naciones Unidas, desde Matia y ACP Gerontología han querido contribuir a esta cita con la publicación de un nuevo material enmarcado en el proyecto Rutas de Avance de la Atención Centrada en la Persona.

Este documento, cofinanciado por de Departamento de Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales de Gobierno Vasco, es resultado de un proceso de colaboración que ha tenido como principal objetivo integrar el conocimiento y la experiencia aportada por los profesionales de Matia, con una visión experta, como la de Teresa Martínez, Dra. en Ciencias de la Salud, psicóloga gerontóloga y referente en Atención Centrada en la Persona.

Se trata, pues, de un intento de sistematizar lo aprendido a lo largo de estos años y facilitar los avances en participación social y otros aspectos desde un enfoque de atención centrada en las personas.

Sobre las Rutas

¿Qué son y que pretenden las rutas?: Las rutas son un conjunto de consideraciones, acciones y elementos, refrendados por el conocimiento existente y validados por la experiencia aplicada, sobre contenidos clave de este enfoque para hacerlo efectivo en los centros y servicios.

Pretenden facilitar de una forma flexible itinerarios de progreso. Su finalidad es orientar a los centros, servicios y equipos en el camino hacia una atención centrada en las personas, respetando una estrategia propia y apoyando que las diversas trayectorias tengan la necesaria globalidad y la clara orientación que debe caracterizar el avance en este enfoque de atención.

¿Por qué una Ruta de Buen Trato?

El Buen Trato es una cuestión nuclear para una atención centrada en las personas, algo que se tiene claro cuando se entiende que cuidar significa acompañar vidas que merezcan la pena ser vividas, siendo, el cuidado, mucho más que un conjunto de tareas procedimentales.

Esta ruta basa sus recomendaciones en las consideraciones básicas para hablar de Buen Trato en los cuidados de larga duración:

·       El buen trato parte del reconocimiento de la dignidad de toda persona.

·       Cuidar es acompañar vidas. El cuidado es una oportunidad para facilitar una buena vida, una vida con sentido.

·       El buen trato implica atención integral y siempre personalizada.

·       El buen trato conlleva proteger a la persona equilibrando objetivos de seguridad con bienestar.

·       El buen trato solo se consigue cuidando las relaciones entre las personas que participan en el cuidado

Es necesario concretar en qué consiste en Buen Trato y cómo se desarrolla el buen trato cuando cuidamos a personas en la atención cotidiana, y, por otro lado, es necesario tener muy presente que el cuidado se sustenta en marcos relacionales donde profesionales y familias somos quienes generamos los entornos que facilitan el respeto a la dignidad y la promoción de la autonomía.

“El buen trato solo es posible en los entornos donde las personas, todas, se tratan bien”

¿Qué novedades ofrece este documento?

En esta ruta de buen trato se ofrecen recursos teórico-prácticos para acompañar las vidas de personas que precisan cuidados en su día a día.  

A lo largo de sus páginas, vemos como se abordan diversos asuntos implicados en el buen trato, tales como la importancia de la mirada y creencias de las personas, la autodeterminación, la independencia funcional, entre otros.  Asimismo, se abordan elementos clave que han estar presentes en la praxis profesional. Todo ello, desde un enfoque de atención centrada en la persona. 

Como en todas las rutas de este proyecto, se ofrece un amplio abanico de recursos para la práctica, y documentos y artículos de interés.

Relacionadas