Nuevos apoyos para las personas cuidadoras

El nuevo modelo relacional de los cuidados pasa por la participación de las personas mayores, sus familiares y los profesionales sociosanitarios

Redacción 2-11-2022

El informe ‘Envejecimiento en Europa: una mirada a las personas mayores’, elaborado por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) pone de manifiesto que el índice de dependencia de la población mayor de 65 años respecto a la población en edad activa ha ascendido en Europa desde el 23,5% en el año 2001 a un 30,5% en 2018, proyectándose un crecimiento de este índice de dependencia hasta el 49,9% en el año 2050.

 Para atender a esta población mayor «necesariamente se precisa de una gran cantidad de personas cuidando a esas personas mayores con diversos grados de dependencia», explica la Dra. Naiara Fernández, directora asistencial de IMQ Igurco.

Para la experta, en el marco del Día Internacional de las Personas Cuidadoras, que cada año se conmemora el 5 de noviembre, «es necesario apoyar a las personas cuidadoras con formación, herramientas tecnológicas y recursos asistenciales adecuados, con el fin de, en primer lugar, cubrir las necesidades de cuidados que precisan las personas en situación de dependencia a lo largo de todo su proceso de envejecimiento, y además, cuidar la salud física, psicológica y social de las personas cuidadoras, que en la mayor parte de las ocasiones desarrollan un trabajo arduo, potencialmente estresante e insuficientemente reconocido».

La Dra. Fernández destaca que «cada vez se presta más atención a un enfoque relacional de los cuidados, en el que participan las personas mayores, sus familiares y los profesionales sociosanitarios».

 Planes de cuidados en el hogar

Con el fin de ayudar a las personas cuidadoras que desempeñan su labor en los domicilios de las personas en situación de dependencia «se han desarrollado los planes de cuidados en el hogar, que trasladan el conocimiento de los profesionales sociosanitarios al domicilio de la persona dependiente, acompañando y apoyando a la persona cuidadora en la práctica diaria del cuidado. Éstos permiten mejorar la calidad de los cuidados que se prestan a la persona en situación de dependencia y ayudan a prevenir y retrasar las situaciones de pérdida de autonomía en la medida de lo posible, y facilitan la permanencia de estas personas en su entorno sociofamiliar el mayor tiempo posible. Además, favorecen la coordinación de todos los cuidados sociosanitarios que se den en el domicilio, fomentando la corresponsabilidad en el cuidado», pone de manifiesto Elgezua, directora de Centros de Día de IMQ Igurco.

«Inicialmente se hace una valoración integral de la persona en situación de dependencia mediante escalas geriátricas estandarizadas, contestando fácilmente ‘online’ a un cuestionario a través de una sencilla solución tecnológica. Estos datos son analizados con algoritmos validados por los profesionales de IMQ Igurco, identificando síndromes y riesgos. Del análisis de los resultados, la propia plataforma genera un plan de cuidados individualizado, y adaptado a las necesidades más acuciantes de la persona mayor y su entorno familiar, recomendando una serie de intervenciones a realizar para el cuidado de la persona, detallados por días y semanas», enumera Elgezua.

 Desde IMQ Igurco se revisa y valida con la persona cuidadora el plan de cuidados. Ésta tiene además, a su disposición, varios servicios de apoyo por parte los profesionales de IMQ Igurco, como asesoramiento sobre servicios y ayudas disponibles para la atención de personas mayores en situación de dependencia, recomendaciones para optimizar los cuidados, formaciones breves multidisciplinares dirigidas a la persona cuidadora y la figura de un gestor de cuidados, «una figura experta en la atención a personas mayores que apoya a la persona cuidadora en su labor y ayuda al control y seguimiento del plan de cuidados».

 Éxito del modelo etxeTIC

Gracias al desarrollo «pionero» de esta plataforma tecnológica para la generación de planes de cuidados en el hogar, el centro de día IMQ Igurco Etxaniz, de Bilbao, perteneciente a la red de infraestructuras sociales de la Diputación Foral de Bizkaia, «ha tenido el privilegio y la responsabilidad de poner en marcha el primer centro de día etxeTIC, que emplea esta plataforma tecnológica de planes de cuidados en el hogar y cuyos resultados están siendo un éxito», expone Elgezua.

La Dra. Fernández explica que «aunque es una realidad que la mayoría de las personas de edad en situación de dependencia quieren permanecer en su domicilio, la existencia de síndromes geriátricos como úlceras por presión, desnutrición, caídas de repetición, delirium y otros, o la aparición de síntomas psicológicos y conductuales en casos de demencia, puede poner en riesgo este deseo, así como la salud física y mental de la persona cuidadora principal, debiendo tomar la decisión de ingreso en un centro de día o una residencia».

Relacionadas