El proyecto ‘Encuentros de altura’ posibilita el acompañamiento telemático de personas mayores

Redacción 19-5-2020

La situación generada por la COVID-19 ha condicionado el día a día de la sociedad. Algo que también está afectando de manera notoria a las residencias de personas mayores. Es por ello que CaixaBank, que ha detectado esta necesidad gracias a la capilaridad territorial de su red de oficinas, ha desarrollado junto a la Fundación “la Caixa” el proyecto ‘Encuentros de Altura’. Una colaboración que está permitiendo acercar de manera telemática al alpinista vasco Álex Txikon a las residencias de personas mayores, como lo ha hecho hoy, en la que el montañero, desde la Store CaixaBank de Bilbao, se ha conectado telemáticamente con personas usuarias de Matia Fundazioa. La iniciativa, tal y como cuenta Ana Garibi, responsable de Acción Social de CaixaBank, pretende “estimular y motivar a todos los usuarios de las residencias de mayores, que es una de las líneas prioritarias de nuestra Obra Social y más aún en esta situación. Y también en cierto modo reconocer al personal que trabaja en estos centros y que acompaña a nuestros mayores, que están haciendo una gran labor en este contexto tan complicado”.

Este proyecto pionero quiere trasladar a los mayores por unos instantes a la montaña, y este acompañamiento virtual lo realizan interactuando con una de las referencias del alpinismo mundial y a través de un sinfín de anécdotas que tanto mayores como el propio Alex Txikon van poniendo en común. “Es momento de seguir estando junto a nuestros mayores, tenemos la suerte de contar con tecnología para poder estar en contacto con ellos y este ‘sentirnos cerca’ tiene un beneficio total sobre su estado de ánimo”, señala el montañero vasco. Un proyecto que ha comenzado a dar sus primeros pasos y del que ya está extrayendo vivencias para el recuerdo. “Hay testimonios que, sin exagerar, me están poniendo la piel de gallina. El otro día uno de los mayores, un gran aficionado a la montaña, me decía que el mejor regalo que podía tener era poder escucharme. Y otro que, según me indican desde Matia Fundazioa es una persona que suele estar en soledad, y que la ilusión que le produjo el encuentro, se lo quiso comunicar con inmediatez a su hermana para contarle la experiencia y pidió poder repetir la llamada para enseñarme unas fotos de él en la montaña”, comenta emocionado Alex Txikon. “Con esto uno se da cuenta como con tan poco, se pueden cambiar muchas cosas. Y ya les he dicho, que estoy contando los días para poderles conocer físicamente y ojalá incluso pueda hacer una salida al monte con ellos”.

Así, la primera entidad en sumarse a este proyecto ha sido Matia Fundazioa. Desde sus centros de Gipuzkoa ya han sido varias las personas mayores que han tenido oportunidad de compartir espacio con Alex Txikon. “Participar en el proyecto va en línea con el propósito de nuestra Fundación, el de acompañar a las personas en su proceso de envejecimiento, dar continuidad a las vidas, que sigan en marcha sea cual sea la edad”, señala Ainhoa Arrillaga, responsable de MatiaZaleak. “Es por ello por lo que el envejecimiento y el cumplir años no debería ser una ruptura con las cosas que nos gusta hacer, con las actividades que han sido significativas durante nuestro recorrido vital”, apunta Arrilaga. En este sentido, explica que “los encuentros están siendo muy enriquecedores y están participando personas que tienen una conexión especial porque son muy aficionados a la montaña, a la caza o han sido pastores de profesión. A través de los encuentros conocen y recuerdan muchas cosas, recuerdos que les despiertan una sonrisa y que generan bienestar en ellos continuando con su proyecto de vida”, explica Ainhoa Arrillaga.

De esta manera este proyecto va a tratar de atender las consecuencias que está teniendo sobre la sociedad esta emergencia sanitaria. “Este es un ejemplo más de cómo CaixaBank está intentando mitigar los efectos económicos y sociales del coronavirus y pone en valor el esfuerzo del banco y de todos sus empleados para estar al lado de la sociedad vasca en estos momentos tan difíciles”, señala Juan Pedro Badiola, director territorial Norte de CaixaBank. Y es que, entidades sociales como lo es la guipuzcoana AGIPAD, la vizcaína Gosearen Aurkako Solidarioak o la Cruz Roja de Araba, son un pequeño ejemplo de las numerosas ayudas sociales que CaixaBank está canalizando en las últimas semanas. O la Asociación de Voluntarios “la Caixa”, que cuenta a día de hoy en Euskadi con 120 voluntarios, y que está involucrada en diferentes proyectos como el que está desarrollando estos días, ‘Cartas contra la soledad’, impulsado para acompañar en el día a día de las personas mayores confinadas por el COVID-19.

 

Relacionadas