Mejorar el cuidado

Redacción 9-4-2018

En septiembre de 2016 se empezó a gestar el proyecto europeo ‘Alternative’, impulsado desde Francia y con la colaboración de Bélgica, Italia y España, contando para ello con la financiación del Programa Erasmus+ de la Unión Europea. Su objetivo, mejorar la calidad del cuidado a personas mayores y/o con discapacidad, a partir de un modelo estándar de formación para las personas cuidadoras de su entorno cercano o entorno familiar.

Las “personas cuidadoras” del entorno familiar son los cuidadores/as familiares, informales o no profesionales que cuidan de personas mayores en situación de dependencia, ya tengan un vínculo familiar como cualquier otra relación: vecinal, de amistad, o se ofrezcan como una “familia de acogida”. En España, al contrario de lo que ocurre en Francia y Bélgica, es poco habitual y a menudo extraño relacionar el término de “familia de acogida” con personas mayores, dado que esta idea se relaciona normalmente con las familias de acogida de menores.

El proyecto ‘Alternative’ pretende ser un apoyo y, a la vez, una alternativa a los cuidados profesionales en instituciones residenciales o servicios de asistencia, a través de la capacitación de las personas cuidadoras. Con este apoyo se trata de mejorar la calidad de los cuidados, así como reducir la sobrecarga física, económica y estrés emocional que presentan generalmente los cuidadores/as.

Desde enero del presente año, en cada país europeo de las organizaciones asociadas al proyecto se ha iniciado la fase de experimentación de diferentes módulos y temáticas del plan de formativo europeo para personas cuidadoras. En Barcelona, a partir del trabajo realizado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), se formó un grupo inicial de 13 personas cuidadoras procedentes de diversos ámbitos, gran parte de ellas derivadas de los Espacios Sociales REMS de Fundació Catalunya-La Pedrera, Alzheimer Catalunya Fundació y de la Residencia, Centro de Día y Hogar ‘La Verneda’, gestionada por FSC, servicio en el que se realiza además la formación.

Fase de evaluación

El pasado 5 de abril se realizó  la última sesión para compartir experiencias entre los participantes, tal como ya se hizo en la primera sesión del 1 de febrero. En esta última sesión, también se trató la importancia de mantener una vida social, actividades físicas, culturales o de ocio, tanto para la persona que se cuida como para el cuidador o cuidadora.

Para concluir la fase de experimentación, paralelamente el grupo está realizando una evaluación mediante la observación directa y cuestionarios de percepción elaborados específicamente sobre las temáticas tratadas en cada una de las sesiones. En mayo, se compartirán los resultados con los colaboradores europeos en una reunión transnacional en Mons (Bélgica).

Mientras tanto, la próxima actividad que se organizará dentro del marco del proyecto ‘Alternative’ será una jornada sobre ‘El cuidado de las personas mayores y/o con discapacidad’, el 19 de abril en el Hogar de La Verneda de Barcelona, junto con profesionales y las verdaderas protagonistas de este proyecto: las personas cuidadoras participantes en la fase piloto del plan formativo.

 

Relacionadas