La nueva facturación de la luz afectará al bolsillo

 Poner el horno de 10 a 14 horas será hasta cinco veces más caro que por la noche

E. Moreda

La nueva factura de la luz, puesta en marcha ayer 1 de junio,  afectará al bolsillo de los aproximadamente 10,7 millones de consumidores de electricidad acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), ya que  a partir de ahora habrá tres costes que dependen del horario de consumo. También se abre la posibilidad de que los consumidores tengan, si así lo desean, dos horarios de potencia contratada.

Con estos cambios, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico,  explica que lo que busca es que los ciudadanos cambien sus hábitos para fomentar el ahorro energético, el consumo eficiente, el autoconsumo  y el despegue del vehículo eléctrico.

Sin embargo, esta nueva situación no afecta a todos los ciudadanos. Más de 15 millones de usuarios con tarifa libre seguirán rigiéndose por los precios contratados con las eléctricas. Desde el Ejecutivo se aconseja revisar las condiciones de las facturas para comprobar si sería más eficiente acogerse al PVPC.

Tres horarios diferentes

La orden TED/371/2021, de 19 de abril, en la que se establecen los precios aplicables a los segmentos tarifarios del 1 de junio al 31 de diciembre de 2021, recoge tres tramos horarios, punta, llano y valle, asociados a los precios de la electricidad

El tramo punta, el más caro de los tres, estará comprendido entre las 10 y las 14 horas y las 18 y 22 horas, de lunes a viernes

El periodo llano, con un coste intermedio, se situará entre las 8 y las 10 horas, las 14 y las 18 horas y entre las 22 y 24 horas, de lunes a viernes

El valle, el más barato, abarca desde medianoche a las 8 de la mañana, de lunes a viernes y todas las horas de los fines de semana y festivos.

“Con esta estructura tarifaria se encarece el consumo eléctrico en las horas que existe más demanda eléctrica (horas punta) y en las que las redes de transporte y distribución están más saturadas. Además,  es una señal a los consumidores para que bajen su consumo eléctrico, ya que estamos en un momento de transición energética, en el que adquieren más peso las energías renovables”, explica José Luis Sancha, profesor experto en el mercado energético de la Universidad Pontificia de Comillas.

De esta manera los usuarios que trasladen su consumo hacia las horas valle, las de menor demanda, conseguirán un mayor ahorro en su factura. Según Sancha: “el consumo en hora punta puede costar hasta 5 veces más que en el tramo valle”.

Nuevo formato de factura

La factura que recibirá el usuario acogido al PVPC será más sencilla, ya que verá reducida su extensión a dos páginas e incorporará información sobre los picos de potencia máxima consumidos durante los últimos 12 meses, tanto en horario punta como valle,  para facilitar la elección de las potencias .

Se incluye también un código QR que da acceso a un comparador de ofertas de energía en la web la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, de forma que  el usuario puede encontrar alternativas contractuales ventajosas.

Relacionadas