El Sepepa identifica la atención a personas mayores como una de las principales necesidades formativas del medio rural

El Servicio Público de Empleo de Asturias  ha presentado un estudio sobre la revitalización del territorio

Redacción 28-7-2021

El Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa) ha elaborado un estudio que identifica las principales necesidades formativas del medio rural. Dirección empresarial, comercio electrónico, empaquetado de productos, atención a personas mayores, energías renovables y viticultura son algunas de las ocupaciones con mayor potencial y las que requieren una planificación adecuada para atender la demanda de formación y dinamizar el entorno.

Así se refleja en el informe elaborado por el Observatorio de las Ocupaciones del Sepepa, que presenta un diagnóstico sobre los sectores y ocupaciones con más futuro en los concejos rurales, partiendo de un análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Además, incluye como proyecto piloto una actuación formativa específica para la Comarca de la Sidra.

 La directora gerente del Sepepa, Pilar Varela, y la directora general de Medio Rural y Agroalimentación, Begoña López, han presentado hoy el documento a agentes de desarrollo local, grupos de desarrollo rural y municipios rurales, con el objetivo de que sirva de herramienta para identificar futuras líneas de trabajo.

El estudio refleja que el medio rural es un territorio con un potencial que no está suficientemente aprovechado por la debilidad del tejido empresarial, la escasa demanda de trabajo y los efectos del despoblamiento. No obstante, identifica oportunidades en aquellos sectores y actividades que más contribuyen a preservar el capital natural y el paisaje, como la producción ganadera y forestal o la industria agroalimentaria y de la madera, en un marco en el que, como consecuencia de la pandemia, el territorio no urbano se ha reivindicado como lugar de desarrollo humano y laboral gracias al avance del teletrabajo y la formación a distancia.

Entre las ocupaciones con futuro en el medio rural, incluye la dirección empresarial, el comercio electrónico, el diseño de productos o envases, la comercialización de productos agroalimentarios, el marketing digital y la economía circular. Al mismo tiempo, identifica la agricultura y ganadería ecológicas, la acuicultura, las conservas vegetales, el envasado y transformación de la miel, la viticultura, la construcción sostenible y la atención de personas mayores entre los empleos con potencial.

 El estudio se apoya en un criterio de prioridad de las ocupaciones, partiendo de aquellas consideradas transversales y las más feminizadas, con el fin de proponer cinco pilares para definir la formación en el medio rural que podría incorporarse a la programación del Sepepa o a las actividades promovidas por las administraciones públicas:

 –   Integrar las acciones formativas en las estrategias 2021-2027 de los grupos de desarrollo rural.

–   Vincular la formación con la creación, ampliación y modernización de empresas.

–   Acordar las acciones con las asociaciones empresariales locales.

–   Incorporar la perspectiva de género.

–   Descentralización y flexibilidad.

Relacionadas