Demasiada burocracia para atender necesidades básicas

Más de 3 millones de personas necesitan ayudas sociales, pero sólo las reciben 900.000

Redacción 19-8-2021

El Ingreso Mínimo Vital (IMI) y las ayudas de emergencia social que ofrecen las entidades locales, fundamentalmente ayuntamientos, son los recursos que tienen las familias más necesitadas para cubrir las necesidades básicas.   Según el INE, 3.309.566 personas sufren actualmente en España graves carencias materiales,  12.481.792 españoles se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social. 4.680.672 españoles viven en hogares sin empleo o con baja intensidad en el empleo (los miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% de su capacidad de trabajo). 9.928.699 viven en riesgo de pobreza (con ingresos por debajo del 60% de la renta mediana disponible, 9.009 €/año para hogares de una sola persona.

La Asociación Directoras y Gerentes de Servicios Sociales  ha denunciado reiteradamente el entramado burocrático, innecesario y cruel, que dificulta a cientos de miles de familias que lo necesitarían, percibir el IMI, de manera que sólo llega a 260.000 hogares en los que viven más de 680.000 personas, frente a los 850.000 hogares que el propio Ministerio consideraba como potenciales perceptores.

La estricta interpretación de la norma que considera estas ayudas como subvenciones, es una de las causas de esta situación, por lo que “urge modificarla o interpretarla de manera menos rigurosa”.

Pensando en la angustiosa situación de las familias y personas gravemente afectadas por la actual crisis económica consecuencia de la pandemia, desde la Asociación Directoras y Gerentes de Servicios Sociales  consideran que corresponde al Gobierno adoptar medidas efectivas para que puedan recibir las ayudas necesarias con la inmediatez que su situación requiere. Y para ello proponen:

1º. Para que las intervenciones municipales no dificulten la ejecución de las ayudas de urgente necesidad es imprescindible y urgente modificar la norma para que queden exceptuadas de la Ley General de Subvenciones, incluyéndolas en su Art. 2.4, todo tipo de Ayudas de Emergencia Social, sea cual sea la causa y sus efectos.

2º. La Intervención General de la Administración del Estado debería enviar una instrucción a los interventores municipales para que agilicen las ayudas económicas de urgencia.

En definitiva, la entidad plantea la necesidad de “derogar el procedimiento administrativo que hace que las ayudas de emergencia social sean tratadas como cualquier subvención (incluso millonaria) a una entidad, y vincular su concesión y pago a procedimientos ágiles basados en la prescripción social facultativa del profesional de referencia de los Servicios Sociales municipales”.

Dificultades materiales graves de las familias en España 2021

Más de tres millones de españoles carecen de al menos cuatro conceptos de los siguientes:

– No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días.

– No pueden mantener su vivienda con una temperatura adecuada.

– No tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 650 euros).

– Ha tenido retrasos en el pago de la vivienda (hipoteca o alquiler, luz gas…) o en compras a plazos en los últimos 12 meses.

– No puede permitirse disponer de un automóvil teléfono, televisor. O lavadora.

– No les alcanza para una semana de vacaciones al año fuera de casa.

Relacionadas