Fundación PEM pide un debate político “urgente” sobre las razones de la “inmensa mortalidad” en las residencias de Cantabria

El 49% de las víctimas mortales del Covid en Cantabria vivía en residencias de mayores, según recoge el IMSERSO en su informe del 19 de septiembre

Redacción 29-9-2021

El último informe del IMSERSO sobre la incidencia de la mortalidad Covid en las residencias de mayores es demoledor. En toda España, hasta el 19 de septiembre de 2021, han perdido la vida por Covid o síntomas compatibles 25.794 personas mayores que vivían en residencias, lo que supone un 31% del total de fallecimientos por causa de la pandemia. Desde que comenzó la pandemia se contagiaron 91.497 residentes (un 1,85% del total de personas contagiadas en el país).

Los porcentajes son aún peores en Cantabria. Del total de personas muertas como consecuencia de la Covid-19 en Cantabria a 19 de septiembre (609), el 48,7% (297, de los que 10 tenían síntomas compatibles pero no se les hizo prueba) corresponde a personas mayores que vivían en residencias de la región. La mortalidad por el Covid en estos centros ha sido del 13,25%, mientras la mortalidad general en Cantabria ha sido del 1,29%. Es decir, la mortalidad Covid en las residencias multiplica por 100 la general.

El presidente de la Fundación Patronato Europeo de Mayores (PEM), Modesto Chato de los Bueys, considera que es hora de un “debate sosegado pero urgente” sobre lo ocurrido en la región. “En la mortalidad comparada entre las residencias y el total, Cantabria tienen 17 puntos más que la media nacional pero no estamos hablando de ello”, ha insistido Chato, que recuerda que, ante los datos estadísticos, “podemos concluir que muchas de esas personas no murieron sólo por ser mayores, sino que el factor de vivir en una residencia fue determinante”.

En las residencias de Cantabria, entre el 14 de marzo de 2020 y el 19 de septiembre de 2021 se han detectado 2.240 casos positivos de Covid, cuando el total de residentes a 19 de septiembre de este año era de 5.764, según el IMSERSO.

El IMSERSO destaca que “dos de cada tres muertes de mayores en residencias de ancianos ocurrieron en la fatídica primavera de la primera ola” y también recuerda que las vacunas han sido vitales, ya que ha evitado, según un estudio de la Universidad Carlos III, al menos 3.000 muertes en los geriátricos en el primer trimestre de 2021.

Relacionadas