Pedalear y conversar, un programa de Afundación de acompañamiento a mayores y voluntariado al aire libre

Mediante paseos en triciclo eléctrico especialmente adaptado, este programa reivindica una forma sostenible de vivir las ciudades creando nuevas relaciones entre las personas voluntarias y mayores participantes

Redacción 7-10-2021

Afundación, la Obra Social de ABANCA, pone en marcha a partir de hoy un nuevo programa, dinamizado desde su área +60, denominado ‘Pedalear y conversar’, que se enmarca en el movimiento internacional «En bici sin edad», iniciado en Dinamarca y que ya se ha consolidado en numerosas ciudades de todo el mundo, incluyendo Donosti, Madrid, Alicante, Albacete, Zaragoza o Barcelona, en España.

A la presentación ha asistido el presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet, a quien ha acompañado, a través de conexión por videoconferencia, el fundador del movimiento, Ole Kassow. A raíz de una experiencia personal en Copenhague en 2013, que lo llevó al darse cuenta, al pasar por delante de un centro de personas mayores, de que el uso de la bicicleta podría serle imposible llegada una edad, Kassow se resolvió a defender el derecho «de sentir el viento en la cara» sin importar las limitaciones de edad. Con esta premisa, surgió un movimiento que ya se encuentra activo en más de 50 países.

Afundación, una entidad socialmente comprometida con el bienestar, la salud y la calidad de vida de las personas mayores y que asume el voluntariado como un principio transversal a su actividad, presenta su programa piloto para las principales ciudades gallegas, alineado con la propuesta de Ole Kassow. En este sentido, Miguel Ángel Escotet apuntó que «’Pedalear y conversar’ es un proyecto notable y de marcado carácter ético que, en atención a la misión de nuestra entidad, ofrece respuestas a una sociedad en constante evolución fomentando los valores, la visibilidad y participación de los mayores en la sociedad, la sostenibilidad, el voluntariado, el aprendizaje a lo largo de la vida y el intercambio entre generaciones. Además, la iniciativa, transversalmente, impulsa el conocimiento del entorno local, fortalece las comunidades a lo largo de las generaciones, contribuye al bienestar emocional del voluntario y del mayor y estimula la salud y la movilidad».

Por su parte, Ole Kassow quiso destacar la génesis de la iniciativa. «Me di cuenta de que en mi barrio no veía a mucha gente mayor activa por la calle, simplemente sentados en su silla en el exterior de sus casas o de las residencias. Una vecina de 95 años me dio la chispa para la acción. Me llevó a alquilar un triciclo eléctrico y este fue el origen de “Bicis sin edad”. La respuesta de la gente fue como si estuviésemos en una burbuja mágica. En los últimos nueve años esta idea loca ha llegado a más de 50 países».

Con dos triciclos eléctricos especialmente adaptados ya activos, este programa es entendido por la Obra Social de ABANCA como una nueva manera de sentir y reclamar la participación de las personas mayores en los espacios físicos de la ciudad, caracterizada por la sostenibilidad y la generosidad, en la que la creación de nuevas relaciones entre voluntarios y personas mayores constituye una de las esencias. Se trata de un proyecto en el que, además, se consiguen romper las barreras intergeneracionales para compartir historias entre, hasta entonces, personas desconocidas.

‘Pedalear y conversar’ cuenta con la participación de voluntarios de Afundación, y se extenderá a todas aquellas personas con interés en participar. De igual modo, tras la experiencia del programa piloto, la Obra Social de ABANCA iniciará su implantación en las ciudades gallegas ―que culminará, previsiblemente en la primavera de 2022―, poniendo de relieve la generosidad y la relevancia de compartir espacios y conversaciones entre voluntarios y mayores mediante paseos en triciclo al aire libre.

Relacionadas