El Gobierno de Navarra pone en marcha un espacio de innovación social y de atención al envejecimiento activo

La presidenta de Navarra y el secretario general para el Reto Demográfico han inaugurado el centro y han presidido una sesión de la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación

Redacción 28-12-2021

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Xavier Boya, han inaugurado el Centro Polivalente para el Envejecimiento Activo de Allo, un espacio de innovación social que permitirá mejorar la calidad de vida de las personas mayores de la zona. La localidad, uno de los municipios navarros en riesgo de despoblación, ha acogido también una nueva reunión de la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación, en la que se han destacado los avances que está realizando Navarra en esta materia.

En la visita al centro la presidenta de Navarra y el secretario general han estado acompañados por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza: la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, así como por el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez; el director general del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales, Luis Campos, y la alcaldesa de Allo, Susana Castanera.

El Centro Polivalente para el Envejecimiento Activo de Allo, puesto en marcha por el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra en colaboración con el Ayuntamiento de Allo, tiene como objeto ofrecer a las personas mayores de la zona los recursos que les permitan participar en su comunidad de la forma más autónoma e independiente posible. Para ello, se procederá a la adquisición de habilidades y el fortalecimiento de sus recursos personales, la rehabilitación y el mantenimiento de sus capacidades funcionales, el entrenamiento de la autonomía personal, y el asesoramiento a su entorno socio familiar.

El local cuenta con un gimnasio especialmente acondicionado para personas mayores donde realizan diferentes actividades físico motoras y de estimulación cognitiva. Está previsto también poner en marcha un servicio de lavandería que permita mejorar la calidad de vida de las personas mayores; impulsar la actividad económica con la creación de al menos un puesto de trabajo para realizar las tareas correspondientes de recogida, lavado, secado, planchado y entrega de ropa; e instalar un huerto urbano en los jardines exteriores del edificio.

Cabe recordar que Allo es una de las localidades navarras que se encuentra en riesgo de despoblación y que ha perdido en los últimos 60 años el 38% de sus habitantes. Está previsto que este Centro Polivalente para el Envejecimiento Activo sea un ejemplo a seguir para otras zonas afectadas por el reto demográfico que dispongan de locales inutilizados que puedan emplearse como espacio de innovación social.

Comisión de Lucha contra la Despoblación

Previamente a la visita, Allo ha acogido una nueva sesión de la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación, que ha estado presidida por el secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Xavier Boya, y por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza. Cabe recordar que esta comisión fue creada a finales de 2019 y en ella participan una veintena de directoras y directores generales del Gobierno de Navarra y representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC). La Comisión tiene como objetivo acometer el reto demográfico desde la transversalidad y como un principio a tener en cuenta en cualquier política o plan de la Administración que se encuadre en alguna de las perspectivas desde las que enfrentarse al problema.

Francesc Xavier Boya ha destacado en su intervención los avances que se han realizado en materia de despoblación enmarcados dentro del plan de 130 medidas frente al Reto Demográfico aprobado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Según ha anunciado, ya se han iniciado el 77% de las medidas y hay avances significativos en el 50% de ellas. Además, ha afirmado que este año se ha movilizado un tercio del presupuesto global, lo que se corresponde con más de 3.000 millones de euros.

El plan pretende transformar los territorios en espacios de oportunidades de desarrollo social y económico, que aprovechen los recursos locales a través de la generación de actividad económica, el fomento del emprendimiento y el aprovechamiento del talento asociado al entorno, a través de un modelo territorial sostenible que responda a los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Incorpora la perspectiva de género, para abordar las brechas derivadas de la falta de cohesión territorial y la desigualdad hacia las mujeres.

Otras medidas para combatir la despoblación

En esta línea, el Departamento de Cohesión Territorial ha puesto en marcha diferentes iniciativas como la elaboración de un diagnóstico de situación de todos los municipios de Navarra con indicadores demográficos, sociales, laborales, productivos y tecnológicos, entre otros; la elaboración del mapa de despoblación, asociando a cada municipio un nivel de riesgo de despoblación, en caso de que existiese; la puesta en marcha de cuatro ecosistemas de emprendimiento e innovación social en el medio rural, en Sangüesa / Zangoza, Allo, Falces y el Valle del Aragón; el impulso del programa Raíces con la UPNA, a similitud del Erasmus rural, que ha ofrecido ya oportunidad a nueve jóvenes de hacer prácticas en entidades públicas o privadas que desarrollen proyectos en poblaciones afectadas por la despoblación (Mendaza, Dicastillo, Berbinzana, Lumbier, Allo, Arizala, Villanueva, Barbarin y Yesa); y el desarrollo del Rural Proofing, un proyecto pionero a nivel estatal para que las leyes incluyan la perspectiva rural.

Asimismo, se ha impulsado el lanzamiento de dos convocatorias de ayudas de 1,7 millones de euros dirigidas a entidades locales en riesgo de despoblación para realizar acciones e inversiones de lucha contra el reto demográfico; la inversión de 4 millones de euros en 2021 para mejorar las carreteras, en lo que se refiere a refuerzo de firmes, exclusivamente en zonas en riesgo de despoblación, lo que supone la primera vez que el Gobierno de Navarra tiene en cuenta este criterio a la hora de priorizar inversiones en las carreteras como servicio público; y la inversión de 5 millones de euros en 2020 para que los municipios de menos de 10.000 habitantes pudieran realizar inversiones en el marco de la lucha contra la despoblación, entre otras.

Relacionadas