Presentación de ‘Soledad: una guía para la acción’

Redacción 19-7-2022

Marian Olabarrieta, directora de Servicios Sociales del Gobierno Vasco, ha presentado ‘Soledad: una guía para la acción’, un documento que, tal y como ha explicado, “ha sido elaborado a través de un proceso participativo en el que se han implicado activamente diferentes municipios de la Red Euskadi Lagunkoia que habían observado y manifestado la necesidad de ahondar en este fenómeno y en la forma de abordarlo”.

La guía incluye una aproximación al propio concepto de soledad y a las diferencias que existen entre vivir en solitario, sentir soledad y el aislamiento social. En este sentido, Elena del Barrio, codirectora e investigadora del Instituto Matia, ha precisado que “si bien es cierto que vivir en solitario es un factor que está relacionado con una mayor presencia del sentimiento de soledad, las personas que viven solas no tienen por qué sentirse solas. Vivir en solitario en la vejez es también el resultado de una mejora en las condiciones de vida: mayor poder adquisitivo, mejor estado de salud y mayor autonomía e independencia”. La soledad, ha añadido, “también se asocia a la carencia o al bajo número de relaciones sociales. Este plano tiene más que ver con la integración real de las personas en su entorno, y se puede dar independientemente de si la persona se siente sola o no; es decir, una persona puede estar aislada socialmente y no sentirse sola”.

Según indica Sara Marsillas, investigadora de Matia Instituto y autora del estudio «La soledad es un fenómeno al que hoy en día se le está prestando mucha atención; en especial, a la soledad entre las personas mayores. Una realidad que en Euskadi arroja datos como los siguientes: el 26.6% de las personas mayores de 65 años se sienten solas y en torno al 4% no tienen ningún contacto semanal con personas que viven fuera de su hogar.»

Este nuevo material, elaborado a través de un proceso participativo en el que se han implicado activamente diferentes municipios de la Red Euskadi Lagunkoia, permite ahondar en el fenómeno de la soledad y en la forma de abordarlo. Desde los municipios se ha aportado y revisado información para la creación del contenido de esta guía, en base a entrevistas personales y recogida de buenas prácticas, tanto de nuestro entorno como de otros países.

La guía, en formato lectura fácil, incluye una aproximación al propio concepto de soledad y a las diferencias que existen entre vivir en solitario, sentir soledad y el aislamiento social.

Más allá de la aproximación teórica, esta guía aporta claves para poner en marcha programas que permitan abordar la soledad en las personas mayores, detallando los diferentes tipos de intervenciones sugeridas; desde la sensibilización de la sociedad hasta la intervención directa, pasando por la prevención de situaciones de soledad o la identificación de las personas que la sufren.

El documento recoge también ejemplos de buenas prácticas, tanto de nuestro entorno como de otros lugares del mundo, que pueden servir de inspiración para la puesta en marcha de acciones específicas.

Relacionadas