La PMP pide a la AEB un mayor compromiso con el protocolo firmado por las entidades bancarias

La plataforma ha trasladado los resultados de un sondeo entre sus asociados que pone de manifiesto que continúan existiendo múltiples problemas de atención en numerosas entidades bancarias

Redacción 18-7-2022

La Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP), el movimiento más representativo a nivel estatal (con 15.079 asociaciones y más de 5.746.000 afiliados) para la defensa de los derechos de las personas mayores y pensionistas ante los poderes públicos, privados y el conjunto de la sociedad, se ha reunido con Alejandra Kindelán, presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), para valorar los avances en la aplicación del ‘Protocolo Estratégico para Reforzar el Compromiso Social y Sostenible de la Banca’, firmado el pasado mes de marzo en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Así, durante el encuentro la PMP ha recordado a la presidenta de la AEB que la patronal bancaria se comprometió a ir aplicando una buena parte de las medidas contenidas en el Protocolo en el primer plazo de seis meses, de manera que en el primer informe que emitirá el Observatorio de Inclusión Financiera pueda comprobarse que las entidades bancarias están cumpliendo buena parte de los compromisos adquiridos.

En este sentido, el presidente de la PMP, Ángel Rodríguez Castedo, y el secretario general de la PMP, Miguel Ángel Cabra de Luna, también le han presentado los resultados de un sondeo realizado entre sus asociados, el cual pone de manifiesto que, en general, la percepción de los usuarios es que todavía se producen múltiples carencias e incumplimientos en la atención a las personas mayores. Además, no existe una aplicación homogénea de los principios y medidas contenidos en el Protocolo. Una misma entidad bancaria ofrece servicios distintos en función de sus sucursales, dándose el caso de que la calidad de atención de la misma entidad es diferente en función del barrio o de la localidad. Asimismo, la PMP ha trasladado los problemas y dificultades que todavía siguen encontrándose los usuarios en numerosos casos, como es la falta de mejoras en la atención telefónica; la no aplicación, en muchos casos, de la ampliación horaria de atención personalizada; la ausencia de personal de apoyo para el manejo de cajeros automáticos; la necesidad de cita previa aunque se trate de una persona mayor; el problema técnico de que muchos cajeros automáticos no admitan el DNI no renovable que poseen todas las personas mayores de 70 años; y la ausencia de cartelería o indicadores de señalización sobre atención personalizada de personas mayores

Relacionadas