La gerontóloga Mónica Ramos Toro, nueva coordinadora técnica de Unate

Redacción 12-9-2022

La gerontóloga Mónica Ramos se ha incorporado como coordinadora técnica de la Universidad Permanente, Unate, y del Patronato Europeo de Mayores (PEM), con lo que se completa el proceso de reestructuración y modernización de las dos entidades sin ánimo de lucro que trabajan con personas mayores en Cantabria. Lo anunció Unate en un comunicado, en el que destacó que Ramos es una referencia nacional de la geroantropología crítica, con especialidad en perspectiva de género.

Las dos entidades serán dirigidas de forma colegiada junto a Francisco Gómez Nadal, a partir de ahora coordinador operativo. «La incorporación de Mónica es una apuesta para ser punteros en nuestro trabajo con personas mayores y la confirmación del prestigio y del buen hacer de Unate y Fundación PEM», valoró el presidente de ambas entidades, Modesto Chato. La nueva coordinadora técnica de Unate y PEM estudió Antropología Social y Psicología Social en la Universidad Autónoma de Madrid, y obtuvo una beca para continuar sus estudios en esta materia en la Universidad René Descartes de la Sorbona de París. Se doctoró con la tesis Mujeres mayores: Estudio sobre sus necesidades, contribuciones al desarrollo y participación social, un trabajo premiado en 2016 con el Premio de Investigación en Estudios de Género del Grupo 9 de Universidades (G 9) en la categoría de Mejor Tesis Doctoral.

Ha sido fundadora y ha liderado el Instituto de formación en Gerontología y Servicios Sociales (INGESS) y desde 2019 era profesora de la Universidad Complutense de Madrid en el Departamento de Antropología Social y Psicología Social desde 2019.

Ahora, Mónica Ramos Toro será responsable de orientar todos los programas y proyectos de Unate, La Universidad Permanente, y de la Fundación PEM, y pondrá en marcha la Unidad de Gestión del Conocimiento de Unate, entidad declarada de Utilidad Pública.

Las dos entidades cántabras, especializadas en el trabajo con y para las personas mayores, unieron sus capacidades durante la crisis sanitaria del covid-19 para hacer más eficiente su gestión y poder llegar a más personas en más lugares. El resultado ha sido que durante el curso 2021-2022 unas 7.000 personas mayores han participado en sus programas y proyectos de aprendizaje no reglado, envejecimiento activo, prevención de la soledad no deseada, inclusión digital, mujer y envejecimiento o cuidados de cercanía, entre otros. En este momento, UNATE y PEM trabajan de forma conjunta y con diferentes intensidades en 35 municipios de la región (el 33% del total) en los que se concentra el 64,86% de la población de la región y en los que vive el 68,66% de las personas mayores de 65 años.

Relacionadas