Las personas mayores deben ser incluidas en la construcción de un mundo más sostenible

La solución a un mundo más sostenible pasa por incluir a las personas mayores

Redacción 30-9-2022

Con motivo del 1 de octubre, se celebra el Día Internacional de las personas mayores y desde las entidades que forman parte de la iniciativa “Soy mayor, soy como tú” ( Fundación Grandes Amigos, Fundación Pilares para la autonomía personal, Envejecimiento en Red, HelpAge International España y Matia Fundazioa) «nos gustaría hacer hincapié en la lucha contra el edadismo, a través de la reivindicación de los derechos en igualdad de condiciones que los demás miembros de la ciudadanía.
El edadismo es definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como los estereotipos, los prejuicios y la discriminación hacia las personas en función de su edad. Desde la firma del manifiesto redactado hace cinco años con motivo de la celebración del mismo día internacional, hemos puesto el foco en la necesidad de cambio de la imagen negativa con la que se asocia el proceso de envejecimiento, imagen llena, como cabe esperar, de estereotipos edadistas. Es por esta razón que se creó el lema Soy mayor soy como tú, como reivindicación de que las expectativas e ilusiones personales, laborales… no desaparecen por haber entrado dentro de la concepción de ser persona mayor.
Es imprescindible que las personas mayores tengan la oportunidad de participar en el desarrollo de políticas que les afectan directamente, como es el caso del desarrollo urbano. De esta manera, la inclusión de su perspectiva y necesidades a la hora de llevar a cabo, no sólo la planificación urbanística, sino también la adaptación y la accesibilidad a la hora del diseño de los edificios, sobre todo en el caso de que sean institucionales o públicos. Este aspecto, además, se puede enmarcar dentro del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11, sobre ciudades inclusivas y sostenibles, ya que el proceso de envejecimiento de las sociedades también se ve reflejado en la población de las ciudades, por lo que tiene que utilizarse esta óptica en cuestiones como el acceso a la vivienda, la interacción social o infraestructuras tan básicas como las relacionadas con el transporte público.
Y no sólo que se incluya su perspectiva, sino que se realice un ejercicio de escucha activa respecto de sus demandas a la hora del diseño de políticas públicas que puedan afectarles. En España son especialmente relevantes también las políticas de desarrollo rural. Según los datos proporcionados por el gobierno, el envejecimiento cada vez se concentra más en los pequeños municipios rurales (1 de cada 4 personas en municipios de menos de 5000 habitantes tiene más de 65 años y 3 de cada 10 en municipios de 1000 habitantes supera los 80 años).
El impacto del cambio climático, a pesar de que en un principio se pueda considerar como un aspecto que no afectaría a las personas mayores, no se limita a únicamente los jóvenes, y debemos poner en relieve que las personas mayores son un grupo vulnerable ante las amenazas ambientales, y es necesario que formen parte activa como agentes del cambio. En la actualidad, en los medios de comunicación, observamos como crece la importancia de la lucha contra el cambio climático, relacionada con la búsqueda de la sostenibilidad. Sobre todo, los estudios nos indican que son los jóvenes los que cuentan con un mayor grado de concienciación con este asunto. Desde la redacción de este manifiesto, nos gustaría destacar la importancia de mantener una conversación desde el puto de vista de solidaridad intergeneracional, que ayude a poner sobre la mesa valores y prácticas con las que las personas mayores socializaron y se identifican, que concuerdan mucho más con esa búsqueda de sostenibilidad que los predominantes en la actualidad.
Sonia Herrera Justicia habla en su artículo de como la cultura de la inmediatez que ha invadido el ritmo del día a día de las sociedades, que nada tiene que ver con el ritmo con el que han convivido las personas mayores durante una gran parte de su trayectoria vital. Aspectos como el reciclaje o la reutilización formaron parte de su juventud, sin existir todavía la conciencia ecológica que existe en el presente. El concepto de fast-fashion actual nada tiene que ver con la concepción del consumo y de la moda con la que se criaron.
Desde las asociaciones que formamos parte de la plataforma Soy mayor soy como tú, creemos que es indispensable que, tanto por parte de las asociaciones como a nivel institucional, se promueva este intercambio, con la intención de concienciar a la sociedad de que la perspectiva y la aportación de las personas mayores en el diseño de políticas públicas es un aspecto que no sólo es deseable, sino necesario.
En cuanto al tipo de políticas, hay que reconocer las aportaciones de las personas mayores como insustituible en el diseño de cualquier política pública, ya que en ocasiones somos testigos de cómo políticas asociadas a las preocupaciones de los jóvenes, como puede ser la lucha con el cambio climático, limitan la capacidad de intervención de otras generación.»

Relacionadas