“Ante las nuevas circunstancias sociales, nosotras tenemos nuevas respuestas”

Yolanda Lobo, fundadora de los encuentros Cincuenter

L. Losada 11-11-2022

Inspirar, conectar y ayudar a las mujeres de más de 50 años, 60, 70… , ofreciendo un nuevo movimiento  multidisciplinar que trabaja en proyectos artísticos, eventos, contenido editorial y producto con el objetivo de inspirar, conectar y visibilizar a este colectivo. Yolanda Lobo, directora artística y fundadora de los encuentros Cincuenter, nos habla de cambio, soledad, edadismo, y de la tercera edición de Cincuenter en Oviedo.

-¿Cómo empieza  el movimiento Cincuenter?

Nace por un proceso personal de adaptación a una  nueva vida profesional y también vital. Yo trabajaba de noche, regentaba La Santa Sebe en Oviedo, y por problemas de salud, concretamente una alteración del sueño, se me recomendó cambiar al día. Para nadie es fácil volver a empezar, pero si eres mujer, vienes de la noche, tienes más de 50 años…pues todo junto, ¡gloria!

Tras una travesía del desierto, como yo llamo a ese periodo de cambio, de choque, de desorientación y con momentos muy duros, dediqué muchas horas a pensar en qué hacer con toda mi experiencia, y  otra vez se me entrelazó lo profesional con lo vital. Y muchas noches en vela después, medio en broma, medio en serio, con el mismo toque de locura que teníamos en La Santa, decidí que quería ser una influencer de 50…y así nació el término Cincuenter.

Me di cuenta que formaba parte de una nueva generación de mujeres que estábamos viviendo de una manera distinta a las que nos precedían. Que ante las nuevas circunstancias sociales, nosotras teníamos nuevas respuestas.

-Nuestra generación ha cambiado, y no sólo en costumbres y modo de vida ¿Cómo ves la evolución del vestuario femenino en las personas mayores?

Me parece determinante el cambio. Yo lo comparo a cuando nuestras antepasadas se liberaron del corsé. La libertad de movimiento que nos trajo el uso de pantalones.

Y ahora, el cambio que estamos viviendo es la respuesta a una nueva forma de vida a partir de los 50.

Es un tema que  me apasiona y sobre el que queremos profundizar más y compartir con expertas. Nos vestimos de manera distinta porque nuestra forma de vivir es distinta.

-Vivimos en una sociedad que se ha empeñado en convertir los años en un lastre. El mercado penaliza a las mujeres mayores  ¿Qué podemos hacer contra el edadismo femenino?

Debemos unirnos y actuar juntas.  El movimiento Cincuenter tiene como uno de sus principales objetivos luchar contra esta discriminación tan absurda y tan dañina y que nos afecta tan directamente.

El movimiento se demuestra andando y nosotras ya estamos en el camino. Solo queda que se vayan sumando más Cincuenter y vayamos desmontando entre todas sus argumentos.

Con el paso de los años  siempre tenemos que tener como referencia los problemas de salud, la soledad, la muerte…  ¿Qué ganamos con los años, además de poder conquistar el mundo?  

Ganamos la forma de enfrentarnos a estos temas. Lo hacemos con serenidad, y debemos hacerlo sin dramatismos.

La medicina está avanzando muchísimo y la presencia de las mujeres en el mundo de la salud ha hecho que la salud femenina sea entendida, y en consecuencia atendida, desde nuestra perspectiva. Esto es un lujo para todas y debemos agradecérselo públicamente siempre.

La soledad también hay que desmitificarla.  Muchas optamos por ella y a otras nos aterra. Para eso están ya muchas mujeres trabajando en opciones habitacionales y soluciones sociales, que desde luego no son como las que existen ahora.

Muchas de nosotras no queremos ver reducido nuestro espacio a una habitación compartida con una extraña, por muy encantadora que sea.Y nuestra vida, mi vida al menos, no me cabe en un miniarmario. ¡Solo de pensarlo ya me ahogo!

Y la muerte es inevitable desde que nacemos, pero no nos enseñaron, ni enseñan, a convivir con ella, cuando es lo más certero de la vida.

Tu trayectoria está marcada por  la lucha feminista.¿Qué está fallando ahora mismo en la defensa de este colectivo?

Están fallando demasiadas cosas como para no ponerte a pensar que esto no es casual. Resulta que la revolución del siglo XX  la protagonizamos las mujeres, y en el siglo XXI están empeñados en no dejarnos seguir unidas y avanzado. Resumiendo: divide y vencerás.

– Que Oviedo se convierta en un referente nacional del empoderamiento de las mujeres de esa generación es un trabajo de marcado carácter cultural e intelectual, apoyado por la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo.  ¿Cuál es tu balance de estos dos años?

El balance no puede ser más positivo. En dos años hemos conseguido reunir en torno a nuestro movimiento Cincuenter a muchísimas mujeres. Hemos dado nombre a una nueva generación. Estamos visibilizando a mujeres Cincuenter para que sean referentes. Y en cada edición de los encuentros damos un paso para convertir Oviedo en la primera capital Cincuenter.

Y  la FMC, con el concejal José Luis Costillas al frente, nos han apoyado desde el primer minuto. Sin su colaboración no hubiera sido posible hacerlo. Igual que hay que agradecer a la Consejería de Cultura que nos cedan el Archivo Histórico, y que su directora, Concha Paredes, nos haga sentir que es nuestra «sede». Y Nuria Varela, directora del Instituto Asturiano de la Mujer, que siempre forma parte de los encuentros. La unión de todas estas instituciones en torno a Cincuenter es un lujo.

-Qué estáis preparando para la tercera edición de Cincuenter?

Queremos que sea ya un encuentro con más presencia y participación. Ya hemos superado prácticamente la pandemia y debemos retomar la idea que teníamos desde el principio y que tuvimos que ir modificando.

Estamos trabajando en varios temas sobre los que nos gustaría reflexionar. Me gustaría que nos hiciérais llegar también vuestras propuestas y sugerencias a nuestro correo info@cincuenter.com. Y preparando una gran fiesta, que ya nos la podemos permitir.

Relacionadas