Más de la mitad de la población mayor de 55 años siente menor seguridad con respecto a su situación económica

Fundación Mapfre y Google analizan los hábitos de consumo de los 16 milones de mayores en España

Redacción 15-12-2022

Cuentan con más de un ingreso en su hogar (uno de cada dos), consiguen ahorrar a final de mes (4 de cada 10), ayudan a sus familiares (4 de cada 10) y son propietarios de su vivienda (8 de cada 10). También cuidan de su salud a través de la alimentación (7 de cada 10), viajan por ocio (7 de cada 10) y están bien informados, lo que les hace estar más preocupados con la situación económica que años anteriores.
Son las principales conclusiones del III Barómetro del Consumidor Sénior, que ha elaborado Fundación MAPFRE, en colaboración con Google, con el objetivo de dar a conocer los cambios en el comportamiento de los mayores españoles como consumidores y también confirmar algunas tendencias, entre ellas, que se trata de una generación con poder adquisitivo alto, que sigue teniendo la intención de vivir muchos años en su hogar, que apenas va al médico y que cada día son más digitales.
No obstante, el informe refleja un aumento del pesimismo y la incertidumbre de los séniores respecto a su situación económica, quizás relacionado con la bajada de su capacidad de ahorro, y pone de manifiesto otras realidades, como que reducir el gasto en sanidad o vivienda limitaría su calidad de vida; que ven la vivienda como una herramienta económica para mejorar su bienestar; que quieren seguir viajando; y que no desean alargar su vida laboral.
La investigación, resultado de una encuesta a 1.125 mayores de 55 años en España, pone de manifiesto, además, cifras que demuestran el peso de estas personas, 16 millones de españoles (33% de la población) en la economía: 4 millones trabaja, 1 de cada 3 es autónomo, representan el 60% del gasto en España, aportan el 25% del PIB y generan 118.000 euros en ingresos fiscales.
El informe se ha presentado esta mañana, en Madrid, en un acto que ha contado con la participación de Juan Fernández Palacios, director del Centro de Investigación Ageingnomics; Iñaki Ortega, codirector del informe; y José María Pérez, director de Seguros de Google España.
s percepción de riesgo
En el contexto actual, más de la mitad de la población sénior (55%) se muestra insegura con respecto a su situación económica, un porcentaje especialmente alto entre los sénior entre 55 y 60 años (64%) y las clases activas (61%). El informe también destaca que el precio actual de la energía y el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas representa un riesgo para su estilo de vida (74% y 55%, respectivamente), y que a lo largo de los últimos tres años se ha producido un descenso en el porcentaje de los sénior que ahorra a final de mes, pasando de un 56% en 2020, a un 48% en 2021 y un 43% en 2022. Entre las principales causas de ahorro destaca la de estar preparado ante posibles imprevistos económicos (30%).
Préstamos y seguros
El porcentaje de población sénior con cargas en forma de hipoteca o préstamos se mantiene estable. Según el informe, uno de cada cuatro (25%) paga actualmente algún préstamo y/o hipoteca y en dos de cada tres casos (64%) su pago supone menos del 30% de los ingresos percibidos. Con respecto a los seguros que estas personas contratan, el porcentaje sigue siendo muy alto, 96% (dos puntos menos que en 2021) y la póliza más contratada sigue siendo el seguro de hogar (82%), seguido del de automóviles (73%) y decesos (56%). Asimismo, baja la suscripción de planes de pensiones. Uno de cada cinco
sénior (19%) tiene contratado este producto, un porcentaje inferior a los de 2020 y 2021 (24%).
Más ayuda a familiares y amigos
Los mayores españoles siguen siendo una red de apoyo para sus círculos cercanos, lo que les permite ayudar económicamente a su entorno de forma habitual. En este sentido, el 63% de la población sénior española ayuda económicamente a miembros de su familia o personas de su entorno cercano, lo que supone un incremento significativo con respecto a 2021 (43%), principalmente entre los sénior entre 61 y 70 años, que son los que más ayudan económicamente a sus círculos cercanos. Según el informe, las principales partidas de gasto de la generación plateada son la vivienda, agua, energía y suministros básicos (46%), así como alimentos y bebidas no alcohólicas (39%). Según el barómetro, las previsiones de gasto para 2023 se diferencian de las realizadas para 2022 en el aumento del gasto en alimentación (+10%) y el descenso en restaurantes y hoteles (-4%), y en el caso de disponer de mayores ingresos, la población sénior los invertiría en vivienda (50%), seguido de alimentación, ocio y cultura y restaurantes y hoteles.
Residentes en su propia vivienda
Los séniores españoles siguen siendo mayoritariamente propietarios de su vivienda (8 de cada 10) y el 61% tiene previsto residir en su vivienda actual para siempre, un porcentaje que crece a medida que avanza la edad. También destaca el hecho de que la población sénior se muestra dividida a la hora de priorizar entre mantener su calidad de vida (25%) o dejar su vivienda en herencia a sus hijos (33%) y subraya algunas tendencias: que al 29% de los que dicen ser propietarios le gustaría sacar mayor beneficio económico de su vivienda; que el ‘coliving’ (35%) es la opción más elegida modelos alternativo de vivienda; y que es hasta un 72% más probable encontrar ‘do it yourselfers’ entre los mayores de 55 años, es decir personas que tienen a reparar o reformar espacios sin ayuda profesional y que son aficionados al bricolaje.
Trabajo en un entorno rural
Solo 1 de cada 10 (15%) desearía alargar su vida laboral más allá de la edad de jubilación. Así lo refleja el barómetro de este año, que, a pesar de esta cifra, detecta un mayor interés en la prolongación de la vida laboral, especialmente entre las personas de más de 71 años (20%) y entre las que tienen estudios superiores (29%). Según el estudio, un 30% de la población sénior estaría dispuesta a mudarse a un entorno más rural y aislado para seguir trabajando, una cifra que se aleja de aquellos que estarían dispuestos a reducir su salario a cambio de disminuir su carga de trabajo (18%) y de emprender un nuevo negocio (8%).
Cuidan su alimentación
La población sénior cuida su salud, principalmente a través de la alimentación (72%), revisiones médicas (61%), ejercicio físico (56%), evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco (51%) y respetar las horas de sueño (51%), entre otros. El informe señala, además, que cuanto más avanza la edad, mayor es la frecuencia de visita a un centro sanitario, y que el 23% realiza visitas frecuentes (como mínimo una vez al mes) a un centro de salud, un porcentaje que se ha incrementado con respecto a 2020 y 2021. También destaca que es un 3% más probable encontrar usuarios mayores de 55 años interesados en hábitos de vida saludable; que los sénior consultan en internet un 23% más que la población joven; y que un 80% utiliza regularmente un sistema de teleasistencia en el hogar.
Más activos en Internet
El número de mayores activos en internet prácticamente se ha doblado desde 2017, según datos aportados por Google, que confirma que la pandemia, como en otros ámbitos, ha sido un acicate para su digitalización. Según refleja esta entidad en este tercer barómetro, el número de sénior se sitúa en los 11 millones, dos millones de personas mayores más desde 2020. Este colectivo utiliza la tecnología de forma frecuente, principalmente para leer la prensa (43%), realizar consultas y operaciones bancarias (37%), ver contenido online en plataformas multimedia (36%), escuchar la radio (28%) y publicar contenidos en alguna red social (19%). Según Google, es más probable encontrar personas al día de las últimas noticias entre los mayores de 55 años que en el resto de edades.
Menos viajes y dentro de España
Aunque la perspectiva de viajar por turismo y ocio es inferior a la de 2021, la mayoría de la población sénior española (72%) tiene previsto realizar algún viaje por ocio o turismo a lo largo del próximo año, especialmente a destinos que se encuentran fuera de su CCAA, pero dentro de España (53%). Los más viajeros se alojan casi siempre en un hotel (57%), tienen estudios superiores (82%) y residen en poblaciones de más de 200.000 habitantes (78%). La principal barrera que se encuentran a la hora de emprender un viaje por ocio y turismo es el precio (56%). El informe también destaca la preocupación de este colectivo por la sostenibilidad y señala que los sénior están casi un 60% más concienciados con la vida ecológica y se esfuerzan por tomar decisiones respetuosas con el medio ambiente

Relacionadas