El Comité de Bioética de Amavir celebra su tercera jornada: ‘Cuidamos la vida, cuidamos los valores. Una visión ética desde la atención sociosanitaria’

La jornada se ha celebrado en el Auditorio del Centro Cultural CaixaForum de Madrid y ha contado con la presencia de tres expertos en bioética

 Redacción 16-12-2022

El Comité de Bioética Asistencial de Amavir celebró ayer su III Jornada de Bioética, bajo el título ‘Cuidamos la vida, cuidamos los valores. Una visión ética desde la atención sociosanitaria’. El Comité de Bioética Asistencial de Amavir, creado a principios de 2019, está formado por un equipo de personas procedentes de distintas disciplinas profesionales cuya misión es promover, fomentar, difundir e impregnar la cultura ética de la atención en los centros de Amavir para mejorar la calidad asistencial de las personas usuarias fomentando buenas prácticas entre los profesionales para alcanzar una atención integral a las personas mayores.

La jornada, a la que asistieron presencialmente unas 200 personas, se ha celebrado en el Auditorio del Centro Cultural CaixaForum de Madrid, y además se ha retransmitido vía streaming, con una audiencia adicional de unas 100 personas. En ella han participado tres destacados expertos que han abordado cuestiones sobre bioética centradas en la atención sociosanitaria.

El encargardo de abrir el turno de ponencias fue Diego Gracia Guillén, médico, escritor y filósofo español, especialista en psicología y psiquiatría, considerado por muchos como el bioeticista más importante del mundo iberoamericano. Durante su intervención, Gracia abordó qué puede aportar la ética a la asistencia sociosanitaria, tomando como base tres pilares: la calidad asistencial, los valores y la deliberación. “Los valores son fundamentales para la vida humana y para las instituciones, su éxito depende en buena medida del modo en que manejen sus propios valores”, destacó el profesional. Además, para Gracia, los Comités de Bioética tratan de optimizar los valores que hay en juego, pero eso no es siempre una cuestión fácil. La toma de decisiones colectiva es compleja. “En la deliberación tiene un papel fundamental la educación. Y a deliberar se aprende deliberando”, destacó el bioeticista.

Montserrat Esquerda, directora general del Institut Borja de Bioética de la Universitat Ramón Llull y profesora asociada de Bioética en la Universidad de Lleida, protagonizó la segunda ponencia, que trató sobre la “Planificación de decisiones anticipadas, un reto para la ética en la relación asistencial”. Esquerda destacó que la atención a las personas se ha vuelto cada vez más compleja porque la sociedad ha cambiado mucho en muy poco tiempo. “La bioética puede y debe ayudarnos a pensar en la complejidad de nuestros tiempos. Hay que aprender a hablar como sociedad y planificar de forma anticipada las decisiones. Requerimos sistemas de atención que valoren la calidad como objetivo para las personas que atendemos”, subrayó la también presidenta de la Comisión de Deontología del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña.

Por su parte, Carlos Hernández, doctor en Ciencias Sociales, máster en RRHH e Intervención de Duelo, licenciado en Sociología y en Periodismo y diplomado en Trabajo Social, ha centrado su ponencia en “Comunicar desde el Valor. Cuidar la vida con el gesto y la palabra”. Hernández ha hecho hincapié en el objetivo del sector socio-sanitario: acompañar, cuidar y comunicarnos con los pacientes y las familias. “Que la persona se sienta cuidada, escuchada: ese es mi objetivo al llegar a la habitación”, ha destacado. Además, el experto ha puesto en valor la escucha, la empatía, la capacidad de darse a entender, así como el respeto en nuestras relaciones con los demás.

La jornada concluyó con un debate abierto con los participantes en el evento, en el que los asistentes pudieron plantear sus cuestiones y puntos de vista sobre los temas tratados durante esta tercera edición de la reflexión bioética desde la atención socio-sanitaria.

Relacionadas