Abre sus puertas la residencia de mayores Amavir La Gavia, en Madrid, con 138 plazas

Ubicada en la Avenida del Mayorazgo número 14, en el Ensanche de Vallecas, está diseñada hasta el más mínimo detalle para convertirse en el nuevo hogar de sus residentes

Redacción 10-1-2023

Hoy, día 10 de enero, abre sus puertas la residencia para personas mayores Amavir La Gavia, ubicada en el Ensanche de Vallecas de la ciudad de Madrid, en la Avenida del Mayorazgo número 14. Con 138 plazas, este nuevo centro de Amavir está diseñado hasta el más mínimo detalle para ofrecer todas las comodidades y atenciones a las personas mayores y dependientes, haciendo que se sientan como en su propio hogar.

Para los profesionales del centro están siendo días muy especiales. Como cuenta la directora, María Vázquez, que cuenta con amplia experiencia en la gestión de centros sociosanitarios, “hemos trabajado mucho estas últimas semanas para tener todo listo para el día de la apertura y estamos muy ilusionados de recibir hoy a nuestros primeros 20 usuarios”.

Amavir La Gavia es la residencia número 21 de Amavir en la Comunidad de Madrid, sumando un total de 3.489 plazas, lo que la consolida como una de las cadenas líderes en atención a las personas mayores y dependencia en la región. En el conjunto de España, Amavir gestiona unas 8.000 plazas (entre residenciales y de centro de día) en un total de 42 centros, que en muy pocas semanas serán 43, puesto que la compañía ultima la apertura de su nueva residencia en Ciudad Real.

La Gavia tiene una superficie de unos 6.700 metros cuadrados. Cuenta con estancias dedicadas a las actividades y atención a residentes (gimnasio, despachos médico y de enfermería, terapia ocupacional, psicología, biblioteca, cocina, peluquería…). Por su parte, las habitaciones (114 en total, 90 de ellas individuales y 24 dobles) se reparten en distintas unidades de convivencia independientes, en cada una de las cuales residirán en torno a 20 personas, con su propia sala de estar y comedor.

Con esta estructura se busca que en cada módulo vivan personas con unas condiciones de salud o características similares, lo que facilita una mejor adaptación y atención por parte de los profesionales y un seguimiento más personalizado. Uno de esos módulos está especializado en personas con Alzheimer y otro tipo de demencias severas. Todas las habitaciones cuentan con su propia dotación de mobiliario adaptado y baño geriátrico, pero podrán ser decoradas a gusto de los residentes con sus enseres personales si así lo desean.

La residencia ofrece estancias permanentes y también estancias temporales (respiro para familiares, convalecencia, rehabilitación…). Desde el punto de vista arquitectónico, se han extremado las medidas de diseño y materiales para conseguir los niveles más altos de aislamiento acústico y la máxima eficiencia energética.

“Guiados por ti”, un modelo residencial pionero al servicio de la calidad de vida de los mayores

En la residencia Amavir La Gavia, como en el resto de centros de Amavir, la empresa es consciente de la importancia fundamental que supone ofrecer la mejor atención, integral e individualizada, para las personas mayores, buscando que cada mayor reciba los cuidados más necesarios con respecto a su situación, necesidades y preferencias.

Por ello, fruto de la intención de Amavir de cubrir las necesidades individuales de cada residente, surgió el modelo de atención residencial “Guiados por ti”, fundamentado en dar visibilidad a la persona mayor que necesita acompañamiento durante este periodo de su vida, acondicionando el entorno en función de sus indicaciones, para que tenga la oportunidad de sentirse como en su propio hogar. Mediante este método, Amavir trata de evitar una ruptura en el trayecto vital de la persona, ofreciéndole continuidad, favoreciendo aquello a lo que da valor y manteniéndole como protagonista de su proceso de atención.

Así, para Amavir, este modelo asistencial logra que la persona mayor continúe haciendo aquello que desea o le motiva, manteniendo, de ese modo, sus ilusiones y sueños. De esta forma, éste decide el tipo de atención y acompañamiento que desea y la residencia se organiza para prestarle apoyo en sus necesidades de bienestar; lo que se consigue a través de unos principios básicos como la individualidad, intimidad y empoderamiento.

Todos los residentes de Amavir cuentan con su propio Plan de Atención Individualizado, que se llevará a cabo durante su ingreso y que se irá revisando periódicamente en colaboración con las familias y en el que se busca que cada residente reciba la atención, mientras se previene, mantiene y se mejora su estado de salud, potenciando su autonomía y ralentizando el deterioro.

Relacionadas