Unión Ciudadana Por la Mejora en las Residencias: por un nuevo modelo de gestión y de “forma de vida” para los mayores

Ana Isabel Rigueira, coordinadora en Asturias de la UCMR, resalta que “este sistema no funciona y los perjudicados son muchos. Algo tiene que cambiar”

Marcos Gutiérrez 17-1-2023

La Unión Ciudadana Por la Mejora en las Residencias (UCMR) es un movimiento estatal en favor de una buena gestión de la calidad de vida de las personas mayores. Representa a usuarios y trabajadores de residencias, así como a familiares de usuarios y afectados por el covid. También integra a colectivos de pensionistas. Doce comunidades autónomas están representadas a través de distintas asociaciones, movimientos, plataformas y agrupaciones autonómicas, locales y provinciales.

La UCMR busca un nuevo modelo de gestión de residencias, así como un nuevo modelo de “forma de vida” para los mayores, de manera que pasen a formar parte de la agenda política y social nacional, donde se prime la humanidad en el trato, su autonomía personal, el fomento de sus derechos, de sus aficiones y su creatividad, que se fomente las visitas de conciliación familiar en las residencias y la relación inclusiva e igualitaria, con una dotación de recursos sanitarios suficientes.

La UCMR es un movimiento estatal de carácter asambleario y trasversal. A día de hoy está analizando el alcance de la reciente aprobación de la nueva normativa de acreditación de calidad del sistema de residencias. Asimismo, está exigiendo a las consejerías autonómicas que se aplique en su totalidad esta norma y que en las comunidades autónomas se impongan mecanismos de control de calidad, aumento de ratios de trabajadores y de inspecciones obligatorias. También exige una comisión independiente de investigación técnica-científica-jurídica para todas y cada una de las comunidades autónomas que aclare las causas que han intervenido para que los defectos estructurales de las residencias se hayan incrementado con la pandemia.

La unión hace la fuerza

Ana Isabel Rigueira es la coordinadora en Asturias de la UCMR. Explica que los integrantes de esta plataforma participan “en otras asociaciones más locales”. Resalta que “los socios fundadores salen del movimiento de pensionistas”. En esta línea apunta que “los que solo abarcamos el ámbito autonómico vemos muy claro que es un problema nacional y que la unión hace la fuerza”.

Explica que “después de la pandemia surgieron muchas plataformas”. Ella misma pertenece a la Plataforma de Afectados del ERA, si bien forma parte de la UCMR “a título personal”. Se trata de “una unión informal de personas extractadas de diferentes zonas de España”, en la que “todos tenemos una visión común”. Apunta que “este sistema no funciona y los perjudicados son muchos. Algo tiene que cambiar”. Piden, sobre todo, mejoras “en la gestión en los centros”. Rigueira cree que “sin una organización debidamente pensada que organice esos equipos humanos y medios económicos”, los aumentos presupuestarios y humanos no aportarían soluciones por sí mismos. También solicitan “que haya una supervisión externa e independiente del sistema”, capaz de detectar fallos e ineficacias en la gestión el sistema residencial y de atención a mayores.

Relacionadas