Presentación de la guía ‘Sexualidad en entornos residenciales de personas mayores. Guía de actuación para profesionales’

Redacción

En el marco de la jornada ‘El derecho a la intimidad y a la expresión de la sexualidad de las personas mayores. Eso también es buen trato’, organizada por Fundación Pilares en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, se presentó la Guía número 3 de la colección de Fundación Pilares que lleva como título ‘Sexualidad en Entornos Residenciales de Personas mayores. Guía de actuación para profesionales’.

El objetivo de la publicación es visibilizar la existencia de necesidades y derechos sexuales en las personas que viven en residencias, y contribuir a que los profesionales sepan manejar correctamente este tipo de situaciones. En la guía se ofrecen criterios y recomendaciones para tomar decisiones que respeten los derechos y puntos de vista de las personas para la expresión de su sexualidad, orientando así la buena praxis profesional.

En la elaboración de la Guía han colaborado las siguientes entidades: Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), la Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA), la Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España (CONJUPES) y la Unión Democrática de Pensionistas (UDP).

El primer firmante de la publicación, Feliciano Villar, profesor de psicología de la Universidad de Barcelona, señaló en su intervención que «los profesionales que trabajan en residencias y centros de día se encuentran con frecuencia situaciones en las que están implicados los derechos y necesidades sexuales de los residentes, y en su mayoría tienen poca o ninguna formación para manejarlas adecuadamente. Si se trata de besos, caricias o abrazos, la respuesta del profesional suele ser una actitud paternalista. En cambio, si se trata de otras expresiones sexuales, como la masturbación, el coito, o cuando hay implicadas personas con demencia, las respuestas suelen ser más represivas. Para muchos profesionales, la sexualidad de los residentes es más una fuente de problemas que complica un trabajo ya de por sí complejo, que una necesidad y un derecho a preservar.».

Por su parte, Teresa Martínez, doctora y psicóloga gerontóloga experta en Atención Centrada en la Persona, ha enmarcado la intimidad como un elemento clave para el buen trato de las personas mayores que precisan cuidados desde el reconocimiento y respeto de la dignidad. En su exposición hizo referencia a las dimensiones legal y ética de la intimidad, así como a las principales implicaciones de ambas en el cuidado cotidiano. También destacó la importancia de basar el cuidado en relaciones de confianza, ya que éste implica una entrada de lleno en la intimidad de las personas, para así evitar acercamientos en los que la persona se pueda sentir invadida o incluso amenazada. Finalmente hizo alusión a algunos aspectos «olvidados» en el cuidado cotidiano que ponen en especial riesgo la intimidad aludiendo al trato cálido como estrategia fundamental para facilitar acercamientos respetuosos.

La guía se descargar gratuitamente desde la página de publicaciones de web de la Fundación: http://www.fundacionpilares.org/publicaciones.php

 

Relacionadas