Teresa Martínez: “La COVID 19 vino a señalar carencias del sistema”

Hoy se han presentado las líneas generales de la red CuidAs en el salón de actos del Centro La Arboleya (FASAD)

Marcos Gutiérrez 17-11-2022

La Estrategia CuidAs servirá de guía para dirigir el proceso de transición del modelo de cuidados de larga duración para personas mayores, lo que acarreará cambios normativos, de gestión y de asistencia. También inversiones materiales, mejoras en equipamientos residenciales y creación de centros de día modernos e imbricados plenamente en su comunidad, orientados a favorecer los cuidados en domicilio y el reto de la autonomía personal. Sus medidas beneficiarán a más de 310.000 mayores de 65 años o con discapacidades, aproximadamente una tercera parte de lo que será la población asturiana dentro de un lustro.

La estrategia CuidAs se articula en 5 áreas, 20 líneas de acción e incluye un total de 105 medidas. El Gobierno de Asturias movilizará 54,5 millones del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia para llevar a cabo esta transformación. Las obras llegarán se llevarán a cabo de forma más o menos inmediata en las residencias Santa Teresa, de Oviedo; la Mixta, de Gijón; Valentín Palacios, de Siero; y la de Infiesto. En ellas se pondrán en marcha unidades de convivencia y se procederá a transformar las habitaciones dobles en individuales (un 60% de las estancias de este nuevo modelo han de serlo).

El Ejecutivo calcula que Asturias necesitará 12.000 profesionales más de los cuidados hasta 2030 para satisfacer las necesidades de asistencia a la dependencia, lo que supone incrementar en un 88% la plantilla actual. Hoy se han presentado las líneas generales de la red CuidAs en el salón de actos del centro La Arboleya (FASAD).

Ana Fernández Zapico, directora general de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social de la consejería de Derechos Sociales y Bienestar explica que desde la administración pública no son “ajenos a las dificultades que pasamos” en lo referente a “gestión, inercias e histórico que arrastramos, pero eso no nos puede hacer parar”.

Destaca que la red CuidAs “pretende ser un espacio donde coparticipar en el diseño de las diferentes medidas que tiene la estrategia”, así como “compartir experiencias de cambio y mejora de los actuales servicios”. La administración apoyará “a los servicios y centros en sus procesos de cambio”. Cree que la red ayudará a “identificar y compartir metodologías y conocimientos valiosos”, así como a documentar “los procesos de cambio y evaluar los resultados”. También a “generar espacios de reflexión” y “sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de cambio”.

Esta red tiene “múltiples posibilidades de participación”. En este sentido, Ana Fernández Zapico ha adelantado que “200 personas la componen ya” y que ya hay “muchos centros comprometidos con el nuevo modelo”.

Teresa Martínez Rodríguez, responsable del equipo de coordinación de la Red CuidAs, resalta que “la COVID 19 vino a señalar carencias del sistema”. Considera que era imprescindible “generar un espacio donde poder encontrarnos”. Explica que la adhesión a la red puede llevarse a cabo “como centro comprometido, centro innovador o como aliados”.

40 centros y servicios han solicitado adherirse a la red

Los centros y servicios comprometidos con el cambio pueden ser tanto de titularidad pública como privada del Principado de Asturias. Éstos se comprometen a liderar un proceso de mejora y transformación, aceptando el modelo CuidAs,” realizando una revisión interna en los 25 criterios del modelo orientador”, crear un punto de voz en el cuidado para que usuarios y familia puedan opinar de las medidas de la estrategia y llevando a cabo un plan de mejora, además de compartir un informe anual de progreso.

Teresa Martínez indica que “ya son 40 centros y servicios que han solicitado” adherirse a la red. “Nos parece que es un buen número”, asevera.

Entre los beneficios de adherirse, la responsable del equipo de coordinación de CuidAs resalta que los centros “van a contar con un reconocimiento público de pertenencia a la red, certificado que se renovará anualmente si se cumplen los requisitos”. Asimismo, los miembros de la red podrán participar en webinarios de la red dirigidos al intercambio de información, recibir asesoramiento para las personas con cometidos de liderazgo en los centros y servicios integrantes de esta red; tendrán acceso a la información compartida sobre iniciativas y lecciones aprendidas de otras entidades y a documentación y soportes metodológicos de interés.

 Insiste en que resulta clave “que por parte de la entidad haya un compromiso por el cambio” y la creencia en la necesidad de “apostar por un liderazgo transformacional y compartido” para “crear un grupo motor para el arranque inicial” y analizar “la situación del centro”, identificando “facilitadores y barreras”.

Teresa Martínez insiste en que “aquellas personas que necesiten un tiempo mayor para realizar el plan de mejora”, más allá de los seis meses inicialmente planteados, podrán “solicitar una prórroga”. En la jornada también participaron Sandra Luquiños Sirgo, directora del CPR El Mirador,  de Tineo, primer centro comprometido con la red,  y Jorge Suárez López, director del CPR  Santa Bárbara, de Sotrondio, portavoces de dos experiencias donde se ha pilotado este proceso.

Relacionadas