Tercera Actividad lanza una campaña de Navidad para cartear a sus residentes

Redacción 13-12-2022

“Estas Navidades, haz match con Tercera Actividad”. Con este lema, los centros de atención a personas mayores y/o dependientes que la Fundación Santa María la Real gestiona en Aguilar de Campoo (Palencia) y Valdelafuente (León) han iniciado esta semana una campaña orientada a lograr que sus residentes reciban cartas de felicitación de Navidad de personas afines en gustos y personalidad.

Participan un total de 84 residentes de ambos centros y las cartas pueden enviarse a través de un formulario online o en formato físico.

“En nuestro centro de Aguilar de Campoo tenemos diferentes programas de voluntariado que nos aportan mucho y que funcionan muy bien – explica Marta Prieto, responsable de Desarrollo de Tercera Actividad – Con esta iniciativa tratamos de conseguir un doble objetivo: fomentar ese voluntariado y sumar a nuevas personas y, por otro lado, dar visibilidad a quienes habitualmente residen en nuestros centros, conectarles con el exterior y demostrar que pueden seguir aportando mucho a nuestra sociedad y a su entorno”.

84 personas, 84 historias

Participan en la iniciativa buena parte de los residentes de Aguilar de Campoo y León. Personas, como Javiera, asturiana, que a sus 95 años, sigue sintiendo pasión por su tierra o como José, quien a sus 59, disfruta paseando y asegura que supera sin dificultad los 10.000 pasos diarios. Junto a ellos, Hortesia de 93, que canta y baila sevillanas que da gusto verla; Ángel, 82, futbolero; Luis María, 80, que disfruta de una buena película del Oeste; Emilce, 91, que ha publicado varios libros en bable y así hasta un total de 84 personas, con sus 84 historias.

Para facilitar la participación, se ha habilitado un formulario online, accesible a través de la sección de actualidad de la página web de Tercera Actividad, desde donde elegir a qué persona escribir. Para quienes prefieran el formato tradicional, también se pueden enviar cartas en formato físico e incluso, quienes no sepan muy bien a quién escribir, pueden enviar sus felicitaciones sin destinatario específico para que nadie se quede sin su carta.

“El objetivo final no es otro que conectar y despertar sonrisas”, concluye Prieto, quien anima a participar en la iniciativa y recuerda que, además, quienes lo hagan, recibirán, como no podía ser de otro modo, una foto dedicada por su mayor “amigo/a” con los mejores deseos para el año 2023.

Relacionadas