Matilde Fernández: “Apostar por una sociedad cuidadora es dar valor a las profesiones que cuidan y empoderarlas en nuestra sociedad”

“No sólo es necesaria una colaboración entre administraciones para gestionar las políticas de apoyo, es una obligación”

L. Losada 29-12-2022

Directora del Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada (SoledadES),  creado por la ONCE,  Matilde Fernández fue ministra de Asuntos Sociales, la primera que hubo en España, con Felipe González, de 1988 a 1993. La exministra destaca,  en la entrevista concedida a ‘NOSOTROS’,  la  importancia de la colaboración de  los ayuntamientos para gestionar las políticas de apoyo a las personas que están solas. «No sólo es necesaria, sino que es una obligación”

La asociación se centra especialmente en el combate de la soledad no deseada de las personas mayores ¿Qué políticas sociales son eficaces en la atención a las personas?

Las políticas que tienen la atención centrada en las personas, en el respeto a la dignidad y la forma de vida de cada persona a la que se atiende o ha de atender. Son las políticas sociales que tienen en cuenta el proyecto vital de las personas y su entorno. Para ello se necesita escuchar a las personas, relacionarse el conjunto de los profesionales que interactúan. Diseñar los programas con las personas que los reciben y trabajar por el desarrollo de proyectos comunitarios desde los que se podrá impulsar redes que se configuran como alternativas a las pérdidas que las personas viven a lo largo de la vida.

Este año se creó el Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada, en el que colabora la asociación que preside. ¿Cuáles son sus líneas de actuación?

El Observatorio ha nacido para generar conocimiento porque conocemos sobre las soledades, pero hemos de conocer más sobre sus causas y sus efectos, sobre sus costes y sus buenas respuestas. El Observatorio ha nacido también para difundir ese conocimiento, para tener espacios de intercambio del trabajo del conjunto de los actores y especialmente de la economía social y el cooperativismo a través de jornadas y seminarios que nos enseñen las buenas prácticas que se realizan aquí y fuera del país. Tenemos una página web que recoge valiosa información de utilidad general y especialmente de utilidad para conjunto de los profesionales del bienestar.

¿Cómo sensibilizar a las administraciones, instituciones y organizaciones de la necesidad de desarrollar acciones positivas contra el problema de la soledad no deseada? ¿Sería necesaria una cooperación entre las administraciones?

No sólo es necesaria una colaboración entre administraciones, es una obligación. Desde nuestra Constitución y en el desarrollo de todas las leyes y normas que tienen que ver con el Estado de Bienestar, se habla de las responsabilidades compartidas entre las tres administraciones. En general esta buena relación y reparto de responsabilidades se produce habitualmente. Cuando no se produce, los efectos son negativos para la ciudadanía y los costes mayores.

En todos los programas de proximidad la administración protagonista debe ser el municipio y la administración autonómica y la estatal deben cofinanciar y colaborar con el diseño de los servicios comunes. Hacer ver el papel que cada una (administración) debe jugar, es una tarea de sensibilización y de propuesta de la sociedad. Es también un compromiso que hemos de asumir todos los actores que participamos, desde una asociación pequeña de barrio a una gran empresa o fundación.

¿La ciudadanía es plenamente consciente de la realidad de este problema y sus consecuencias?

El Informe sobre la percepción social de la soledad que dimos a conocer en junio de este año que se acaba, muestra que la ciudadanía está sensibilizada y preocupada. Un 71% de personas manifiesta conocer, en su entorno, a personas que puede que se sientan solas. Un 87% piensa que todos podemos sentir la soledad en algún momento de nuestras vidas. Una inmensa mayoría (82%) tiene la percepción de que en el futuro la soledad será un problema aún mayor. Un 80% piensa que aún no se conoce suficientemente. Por eso es importante seguir investigando, seguir formando, seguir intercambiando experiencias, seguir haciendo un trabajo intergeneracional y transversal para poder obtener mejores resultados.

Durante los últimos años se realizan actividades desde los ayuntamientos y muchas fundaciones para detectar riesgos, muy interesantes, pero aún escasas. ¿Qué se necesita?

Suelo decir que lo que se necesita es “unir lo disperso”, sumar los trabajos de unos y otros y mejor colaborar y compartir, para avanzar, para coordinarnos, en los estudios que unos y otros hacemos. Y divulgar esos trabajos. Por ejemplo, en diciembre se han presentado tres trabajos que hemos de divulgar y seguir: una guía ante el posible acoso a niños y adolescentes sordos para profesores, padres y alumnos. Importante porque sabemos que las soledades de los jóvenes tienen, en parte, que ver con la presión, acoso, maltrato, vividos en los centros escolares durante la infancia y adolescencia. Prevenir esto con sencillas acciones es evitar soledad futura. La Plataforma de Organizaciones de Pacientes ha presentado un informe sobre el impacto de la enfermedad crónica en las personas mayores con unas propuestas muy interesantes y con un roll fundamental de la atención primaria y su acción proactiva. El Grupo LARES y la Red de Atención a las Adicciones (UNAD) han elaborado un informe sobre las personas mayores y las adicciones y con una mirada con perspectiva de género. Un documento muy interesante que nos permite conocer más y saber como prevenir y atender lo antes posible. Lo más tarde en febrero tendremos un estudio sobre los costes de no atender la soledad, los costes en atención primaria, en consumo de fármacos, en bajas laborales y en intangibles como la reducción en la calidad de vida….

¿Hacia qué sociedad tenemos que ir?

Hacia la sociedad cuidadora. La sociedad que tiene claro, por un lado, que cuidar no es sólo un deber de las familias, que siempre acaba siendo un deber de las mujeres de las familias, si no que es un deber democrático del conjunto de la sociedad. Por otro lado, apostar por una sociedad cuidadora es dar valor a las profesiones que cuidan, a todas, y empoderarlas en nuestra sociedad. Un gran reto. Cuidar como función social colectiva y en igualdad.

Proyectos de la Asociación contra la Soledad para 2023.

Nuestra asociación, con la Red de asociaciones que realizan tareas contra la soledad, acabamos de firmar un convenio con la FEMP para trabajar conjuntamente en: 1. Fomentar las investigaciones y estudios que nos permitan conocer más y mejor las soledades y, a continuación, divulgar, sensibilizar y formarnos para hacer mejor nuestro trabajo. 2. Incorporar a más actores, empresas, instituciones, oficinas de barrios, tiendas… para poder desarrollar, más y mejor, la vida comunitaria y participativa allá donde vivamos. 3. Apoyar todas las buenas prácticas que se hacen y evalúan en los municipios. Es una buena ruta de trabajo para 2023.

En nuestra asociación también seguiremos divulgando las propuestas realizadas en los cinco documentos que hemos hecho hasta ahora y prepararemos un par de ellos más en el año nuevo: uno sobre la economía plateada y otro sobre prioridades de trabajo para hacérselo llegar a los partidos políticos ante las próximas convocatorias electorales.

Relacionadas